Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cospedal dice que el Congreso del PP será después de que se haya formado gobierno y no cuando digan Sánchez y Rivera

Insiste en que Rajoy será el candidato si hay elecciones y apuesta por recuperar el apoyo de la "gente defraudada" por cómo se ha usado su voto
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha afirmado este viernes que el partido celebrará su próximo Congreso "inmediatamente después" de que se forme un nuevo Gobierno en España, esté o no ese Ejecutivo presidido por el PP.
Así se ha pronunciado en una reunión con el Comité de Dirección nacional de Nuevas Generaciones y con presidentes regionales y provinciales de la organización, en la sede de Génova, y cuya intervención inicial ha sido retransmitida por el partido.
Cospedal también ha asegurado que si se celebran unas nuevas elecciones en España porque sea imposible formar Gobierno antes del próximo 2 de mayo, el PP concurrirá a esos comicios con el mismo candidato con el que ganó el pasado 20 de diciembre: Mariano Rajoy.
El PP, ha insistido la secretaria general, hará su Congreso nacional, así como los regionales, provinciales y el de Nuevas Generaciones, cuando quieran los 'populares', "no cuando decidan (Pedro) Sánchez y (Albert) Rivera", líderes del PSOE y de Ciudadanos que, ha recordado, "no han ganado las elecciones", a las que se presentaron "por separado", aunque ahora hayan pactado un programa de Gobierno que ha sido rechazado por el Congreso de los Diputados, donde reside la "soberanía nacional".
A estos dos líderes, Cospedal les ha pedido que no den "lecciones de democracia" precisamente ellos, que quieren mantener un acuerdo que ha sido rechazado por dos veces en la Cámara Baja.
Cospedal también ha cuestionado que Sánchez y Rivera tengan autoridad para pedirle a Rajoy, el ganador de las elecciones del 20-D, que dé un paso atrás. La secretaria general ha ironizado con el hecho de que sea Sánchez, quien ha cosechado el "peor resultado" de la historia del PSOE, el que pida a Rajoy que se vaya. "¿Qué tendríamos que pedirle a él, que no volviera a aparecer?", se ha preguntado.
La 'número dos' del PP también ha arremetido contra Rivera, que le exige a los 'populares' hacer las cosas "como él quiere" cuando hasta hace muy poco decía que "de ninguna manera con un pacto de perdedores" se podía evitar que gobernara la lista más votada.
PIDE RESPETO
Tanto al PSOE como a Ciudadanos les ha pedido "respeto" hacia el PP, si bien ha señalado que los 'populares' seguirá tendiendo la mano a estos partidos para formar una "gran coalición" de partidos constitucionalistas que permita gobernar España con la estabilidad necesaria.
Pero si resulta imposible la formación de Gobierno y se celebran unas nuevas elecciones, Cospedal ha llamado a trabajar para recuperar a toda esa "gente muy defraudada" tras ver "para qué se ha utilizado su voto", en referencia a los votantes de centro derecha que se decantaron por Ciudadanos el 20-D en lugar de por el PP y que no están de acuerdo con el pacto que la formación de Rivera ha alcanzado con el PSOE.
A todos ellos ha querido decirles que los 'populares' están "asqueados" de la corrupción, que han "echado de casa" a los corruptos y que el PP ha "luchado más que nadie contra la corrupción". Según Cospedal, el PP ha "dado la cara siempre" en esta cuestión y lo va a seguir haciendo. "Vamos a seguir trabajando con las pilas puestas. No vamos a dejar que nadie nos quite el espacio", ha arengado a su auditorio, jóvenes en su gran mayoría.
Cospedal ha subrayado que hoy hay "más de 300.000 jóvenes" en España con un puesto de trabajo que no tenían al inicio de la legislatura. "Yo prefiero hablarles (a los jóvenes) de la posibilidad de trabajar a volver a hablar de la memoria histórica y la guerra civil", les ha dicho.
En su opinión, la "inmensa mayoría" de los jóvenes españoles quieren un país "estable que les permita emanciparse", tener una familia y vivir la vida que ellos elijan "y no que venga alguien a darles lecciones de cómo se tiene que ser joven, progre o moderno en España".