Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cospedal avisa que sería "difícil de explicar" que el PSOE se opusiera al voto de exiliados vascos amenazados por ETA

"No se entiende que el nieto de un emigrante, que nunca pisó Euskadi, pueda votar, y no lo pueda hacer quien se fue porque lo mataban"
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, espera que el PSOE apoye la propuesta de reforma de la ley electoral para que puedan votar los exiliados vascos y navarros, ya que considera que sería "muy difícil de explicar" que los socialistas se opusieran a esta fórmula que buscar garantizar los derechos democráticos de quienes tuvieron que huir amenazados por el terrorismo.
En una entrevista concedida a Europa Press, Cospedal ha insistido en la importancia de que salga adelante esta iniciativa, que ya fue avalada por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales con una propuesta que abría la oportunidad a votar en el País Vasco y Navarra a todos aquellos que acrediten haber vivido allí cinco años después de 1977 y aseguren haber abandonado el lugar por presiones terroristas.
Según ha sostenido Cospedal, nadie puede negarse a esta medida cuando en las próximas elecciones autonómicas sí que podrá votar en su comunidad autónoma "el nieto de un vasco que en su día emigró a Venezuela y que nunca ha pisado ninguna provincia vasca". "Eso que se lo expliquen a cualquier español de cualquier sitio de España porque no se entiende", ha defendido.
Para la presidenta de Castilla-La Mancha, lo "lógico" sería que esta reforma de la ley electoral saliera adelante con el consenso de todos los partidos políticos, entre los que ha incluido al PNV y el PSE. "Espero que sí, es muy difícil de explicar lo contrario, es muy difícil", ha respondido preguntada por si espera el apoyo de las demás formaciones.
PROPUESTA "PRUDENTE" Y "GARANTISTA"
En este sentido, ha calificado de "prudente" y "garantista" la propuesta redactada por el grupo de expertos a encargo del Ministerio del Interior, lo que demuestra que "las cosas se están haciendo con muchísimo sentido común" para "garantizar el derecho de todo el mundo a opinar sobre lo que ocurre en su tierra".
"Cuando a uno le han echado de su tierra porque lo mataban es muy duro decir que el nieto de un emigrante, que no ha pisado nunca el País Vasco, puede decidir sobre el futuro del País Vasco y a uno que han echado de su tierra no pueda votar --ha insistido--. Esto es muy difícil de explicar".
Esta iniciativa fue impulsada por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien sin embargo ya adelantó que no cree que esté lista para las próximas elecciones autonómicas vascas. "Es una reforma "pensando en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones", defendió el ministro.
CINCO AÑOS DE RESIDENCIA
La propuesta de los 20 expertos que estudiaron el asunto sugiere la creación de un artículo 33 bis en la LOREG por el que, quien quiera votar en el País Vasco o Navarra después de haber vivido allí durante cinco años, pueda acudir a la oficina del censo de su actual lugar de residencia y solicitar el traslado a su último domicilio en el País Vasco o Navarra, de forma que no se produciría un doble voto.
El estudio considera "indudable" la competencia del Estado en la materia, aunque prevé la posibilidad de que, respetando el mínimo, el País Vasco y Navarra puedan mejorar las condiciones para las elecciones autonómicas.
Los interesados podrán pedir el traslado censal una sola vez, según la propuesta en un plazo de seis meses, y rectificar también una sola vez. Además, no se creará un censo de desplazados, sino que los votos de la diáspora estarán integrados en el censo ordinario. En cuanto a la forma de emitir el voto, los expertos se decantan por el voto por correo, aunque también consideran constitucional que se estipule que deba hacerse de forma presencial.