Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cotino dice que no ha robado en su vida ni ha permitido que nadie lo hiciera

El expresidente de las Corts Valencianes Juan Cotino ha asegurado este miércoles en la Audiencia Nacional que no ha robado en su vida ni ha permitido que nadie lo hiciera con su consentimiento. Además, tras recoger el auto de apertura de juicio oral por impulsar la contratación de una empresa pantalla de la trama 'Gürtel' para retransmitir la visita que el Papa Benedicto XVI hizo a Valencia los días 8 y 9 de julio de 2006, ha bromeado con el chaquetón de 300 euros que presuntamente recibió como contraprestación de la trama liderada por Francisco Correa.

"Me han dado un disquete y dicen que me dieron un chaquetón de 300 euros, voy a buscarlo", ha dicho y ha agregado que "todo es falso" tanto eso como lo demás. Cotino se refería, en concreto a las sospechas que apuntan a que el grupo del cabecilla de la Gürtel le agasajó con regalos y recibió a través de Orange Market un chaquetón de la marca Milano valorado en 375 euros.
"Cuando uno hace cualquier gestión en la vida, uno puede hacer cosas mal hechas, pero no he robado en mi vida ni he permitido que nadie en mi consentimiento robara", ha destacado.
El expresidente de las Corts Valencianes también ha confiado en que la Justicia averiguará quién estaba detrás de las contrataciones irregulares en la visita de Benedicto XVI. "Recurriré los autos que para eso están", ha indicado.
El Juzgado Central de Instrucción número 5 ha citado a Cotino y al resto de acusados para que recojan desde las 9.00 horas el auto, en el que se sienta en el banquillo a 23 personas físicas y trece jurídicas como responsables civiles en esta pieza del 'caso Gürtel', abierta por la contratación de la red liderada por Francisco Correa para instalar las pantallas y la megafonía que cubría el recorrido del Pontífice. El cabecilla de la trama también ha acudido a que le fuera notificado el escrito pero no ha querido hacer declaraciones.
Además de Cotino, que se enfrenta a una petición fiscal de 11 años de cárcel, serán juzgados el ex director de la televisión pública Pedro García Gimeno, varios altos cargos de la televisión pública valenciana, así como los responsables del llamado 'grupo Correa' Francisco Correa, Pablo Crespo, Alvaro Pérez 'El Bigotes' y Jose Ramón Blanco Balín.
El juez José de la Mata fijó fianzas que superan los 200 millones de euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias que puedan declararse en una sentencia condenatoria. En concreto, la caución de Cotino ascendió a 4,38 millones; la de Gimeno a 11,47 millones; la de Correa a 15,62 millones; las de Crespo y 'El Bigotes' a 15,29 millones y la de Blanco Balín se queeda 10,33 millones de euros.
Los acusados se sentarán en el banquillo por delitos de asociación ilícita, prevaricación continuada, malversación continuada de caudales públicos, fraude a las Administraciones Públicas, delito continuado de falsedad documental cometido por funcionario, falsedad en documento mercantil continuada, cinco delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales continuado y un delito continuado de cohecho.
Además, el grupo del cabecilla de la Gürtel agasajó con regalos a Cotino, que, por ejemplo, recibió a través de Orange Market un chaquetón de la marca Milano valorado en 375 euros; y a García Gimeno, que consiguió prendas de vestir por importe de 3.550 euros y un vehículo Minicooper valorado en más de 30.000 euros.
Por su parte, el PSPV, personado como acusación popular, solicita, entre otras penas, 15 años y ocho meses de prisión y 357.000 euros de multa para Cotino; 31 años y medio para Correa; o 27 años y cinco meses de cárcel para su 'número dos', Pablo Crespo.