Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Covite pide al Ayuntamiento de Bilbao que "renombre calles franquistas con nombres de víctimas del terrorismo"

El colectivo de víctimas del terrorismo, Covite, ha pedido al Ayuntamiento de Bilbao que "renombre calles franquistas con nombres de víctimas del terrorismo".
En un comunicado, Covite ha solicitado al Consistorio bilbaíno, a través de un email, que ponga nombres de víctimas del terrorismo a las calles de la ciudad que van a cambiar su denominación en aplicación de la Ley de Memoria Histórica.
El colectivo ha sugerido el nombre de cuatro personas vinculadas a la capital vizcaína y que fueron asesinadas por la banda terrorista ETA.
La primera de las víctimas a la que se ha referido el Colectivo es Fermín Monasterio Pérez, asesinado por ETA el 9 de abril de 1979, con lo que se convirtió en la primera víctima del terrorismo asesinada en Bilbao y en el primer civil asesinado por la banda.
"Taxista de profesión, fue asesinado por un etarra herido que, en plena huida, se subió a su vehículo y le descerrajó cuatro tiros cuando Monasterio le preguntó la causa de sus heridas", ha explicado.
Covite también ha incluido en su propuesta a Javier de Ybarra y Bergé, el que fuera presidente de la Diputación de Bizkaia y alcalde de Bilbao entre 1963 y 1969. El 20 de mayo de 1977 fue secuestrado en su domicilio y semanas más tarde, el 22 de junio, fue encontrado muerto con signos de haber sufrido "terribles torturas", ha recordado.
Finalmente, el colectivo ha pedido que se dedique una calle a los hermanos Antonio y María Contreras Gabarra, asesinados el 23 de agosto de 1980, cuando tenían 12 y 17 años, respectivamente, y la joven se encontraba embarazada de nueve meses.
"Las crónicas de la época contaron que, debido a la fuerte explosión, el feto se desprendió del cuerpo de la madre", ha señalado Covite, que ha confiado en que, "dado que el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha propuesto públicamente que se dediquen calles a víctimas de la Guerra Civil, no pondrá objeciones" para aceptar su propuesta.