Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Covite instala en San Sebastián una placa en recuerdo de Miguel Paredes y Elena Moreno, asesinados en 1990

Miembros de Covite han instalado este domingo una placa en memoria de Miguel Paredes y Elena Moreno, asesinados presuntamente por ETA el 6 de abril de 1990 cuando salían de un bar situado en la calle San Lorenzo de la capital guipuzcoana.
La placa en recuerdo de los fallecidos no cuenta con permiso del Consistorio donostiarra y es la segunda que coloca el colectivo tras haber instalado el pasado mes de septiembre una en Bilbao en recuerdo de María Luisa Sánchez Ortega, empleada de la limpieza que fue asesinada por la banda el 19 de febrero de 1987.
En el acto han estado presentes la madre y hermanos de Paredes, junto a miembros del colectivo de víctimas. Tras la colocación de la placa, la presidenta del colectivo, Consuelo Ordóñez, ha afirmado que "éste es el espejo en el que la izquierda abertzale y el alcalde de San Sebastián no se quieren mirar". Asimismo, ha advertido de que, si la placa es retirada, volverán a colocar otra.