Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Covite cree que la libertad de Uribetxebarria es una "concesión al mundo de ETA" porque "no se ajusta a la legalidad"

Censura que los poderes públicos "prefieren escudarse en una interpretación flexible y ambigua de la ley" para contentar a la IA
El Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Covite, ha considerado que la concesión de la libertad condicional al "asesino y secuestrador" Josu Uribetxebarria supone una "concesión de los poderes públicos al mundo de ETA" porque, a su juicio, "no se ajusta a la legalidad vigente, al no concurrir en el citado preso los requisitos exigidos por el Código Penal".
En un comunicado, Covite ha señalado que "siempre" ha defendido la aplicación "estricta" de la Ley porque "dentro de un Estado de derecho el sometimiento al principio de legalidad es fundamental y necesario, debiendo ser acatado por todos aquellos que quieran participar en las reglas del juego democrático".
"Este sometimiento ha sido la seña de identidad de Covite, y del resto de las víctimas del terrorismo, habiendo asumido el ordenamiento jurídico como único camino en la lucha contra el terrorismo y en la consecución de nuestro derecho a la justicia", ha insistido.
De este modo, ha lamentado que "desgraciadamente" esta postura "no está siendo compartida en los últimos tiempos" por los poderes públicos que, en su opinión, "prefieren escudarse en una interpretación flexible y ambigua de la ley al objeto de contentar a la izquierda nacionalista radical". "Muchas están siendo las concesiones al mundo de ETA en este sentido siendo la libertad condicional de Uribetxebarria una más de ellas", ha insistido.
"PROCLAMAS RADICALES"
El colectivo de víctimas ha denunciado que, nuevamente, los responsables públicos "han preferido hacerse eco de las proclamas radicales que ser consecuentes con la normativa", y es que, a su juicio, la libertad condicional reconocida al preso de ETA "no se ajusta a la legalidad vigente, al no concurrir en el citado preso los requisitos exigidos por el Código Penal".
En ese sentido, ha explicado que el Código establece "con toda claridad" que el preso que padezca una enfermedad muy grave e incurable podrá obtener la concesión de la libertad condicional "siempre que reúna los requisitos exigidos para ello, como que tenga un pronóstico favorable de reinserción social, lo que se traduce en la separación de la banda, la petición de perdón a las víctimas, y la colaboración con las autoridades en el fin del terrorismo", requisitos que "no concurren" en el caso de Uribetxebarria.
"El órgano judicial sabrá cuáles son las razones que le apartan del tenor literal de la ley, así como del hecho de obviar otros pronunciamientos del propio Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria donde a presos de ETA con enfermedades incurables se les ha exigido como requisito previo para el acceso a la libertad condicional la separación de la banda y la petición de perdón a las víctimas", ha remarcado.
Covite ha recordado el Auto del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de 19 de abril de 2004 donde a un preso de ETA con una enfermedad grave e incurable se le reconoce el tercer grado y se le deniega la libertad condicional por no cumplir un pronóstico favorable de reinserción social.