Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Covite pide "desterrar la impunidad" tras contabilizar más de 300 crímenes de ETA sin esclarecer

Considera que ha habido "negligencias, errores e irregularidades judiciales" que han impedido resolver asesinatos
El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha reclamado que se "destierre la impunidad" en más de 300 asesinatos cometidos por la banda terrorista ETA que todavía no han sido esclarecidos por el poder judicial.
Este colectivo está realizando una investigación en torno a asesinatos de ETA que se encuentran sin resolver, una investigación en la que recoge "brutales negligencias, errores e irregularidades judiciales en la investigación de los crímenes".
Según Covite, que ha comparecido en el Parlamento de Navarra a petición de UPN para exponer su trabajo, hay más de 300 asesinatos sin resolver, algo que "no hay que atribuir a la pericia de una organización terrorista". "En este país se han cerrado investigaciones judiciales en 24 horas de reloj y hay informes de balística que han tardado 31 años en llegar a la Audiencia Nacional. Hay etarras que no se sabe por qué están en la calle", ha apuntado Juanfer Fernández Calderín, representante de este colectivo. En Navarra, el porcentaje de crímenes sin resolver es del 43 por ciento, es decir, 18 asesinatos.
Además, el representante de Covite ha añadido que "hemos documentado que la política en ocasiones ha sido un muro que ha favorecido la impunidad en este país".
Juanfer Fernández Calderín ha afirmado que este estudio "no pretende ser una bofetada al Estado de Derecho, sino que quiere poner sobre la mesa una serie de preguntas que deberían ser respondidas por el propio Estado de Derecho".
El representante de Covite ha señalado que hay personas "asesinadas por fantasmas, criminales a los que nunca se les ha puesto cara, que podrían estar dando clases en un colegio o dando discursos en este Parlamento de la mano de formaciones conniventes con el asesinato selectivo de seres humanos".
COVITE SE DIRIGE EXPRESAMENTE A ADOLFO ARAIZ
Al final de su intervención, Juanfer Fernández Calderín ha exhibido fotos con los rostros de víctimas de ETA que fueron asesinadas entre 1987 y 1997, "cuando Adolfo Araiz -actual portavoz de EH Bildu en el Parlamento de Navarra- lideraba puestos de responsabilidad en HB" y se ha mostrado "convencido de que en aras de la convivencia Adolfo Araiz podría ayudar a esclarecer" estos asesinatos. Fernández Calderín ha dicho que mostraba estas fotos a petición de la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, que no ha podido acudir al Parlamento.
A continuación, Fernández Calderín se ha levantado para entregar las fotos al grupo de EH Bildu, pero el presidente de la comisión le ha dicho que ese no era el procedimiento y que dejara las fotos en su lugar.
Por su parte, Carlos Fernández, catedrático de Derecho Internacional Público, también ha intervenido en la comisión para afirmar que "este panorama terrible se ha descubierto hace cinco años porque se le ocurre a la Fundación de Víctimas del Terrorismo, entonces presidida por Maite Pagazaurtundua, ir a la Audiencia Nacional y pedir información de más de 300 casos que constaban sin resolver". "Esto demuestra ya un estado de cosas francamente lamentable", ha indicado.
Fernández ha añadido que "las irregularidades y deficiencias" en la investigación de los crímenes "son incompatibles con las obligaciones contraídas por España a nivel internacional en materia de defensa de los derechos humanos".
Además, ha considerado que la prescripción de los hechos es nula "cuando el Estado no ha cumplido con sus obligaciones de investigar, porque viola obligaciones internacionales en materia de derechos humanos". "Es una foto que no me extraña que no guste al Estado y al poder judicial", ha indicado.
En el turno de los grupos, el portavoz de UPN, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha señalado que "en nuestra historia democrática hemos padecido un asesinato selectivo de personas a manos de una organización terrorista que se dedicaba a asesinar a aquellas personas que no secundaban su pensamiento" y ha dicho que "cualquier Parlamento y sociedad democrática tiene que comprometerse para derribar esos muros de impunidad para poner en manos de la justicia a los responsables últimos de toda la actividad terrorista".
La portavoz de Geroa Bai, María Solana, ha afirmado que su grupo "denuncia siempre y seguirá denunciando toda vulneración de derechos humanos" y ha mostrado "la solidaridad con el dolor de todas las víctimas del terrorismo". Además, ha expresado su "compromiso con la verdad, la justicia y la reparación", recordando que el Gobierno de Navarra ha creado una dirección general de Paz y Convivencia.
Por parte de EH Bildu, Bakartxo Ruiz ha afirmado que su grupo "tiene claro que todas las víctimas, sin excepción, merecen verdad, justicia y reparación, también las víctimas que representa Covite" y ha dicho que "está claro que unas víctimas tienen eso, otras no tienen nada de eso, y con otras hay que hacer un camino largo". "Los que estamos aquí deberíamos asumir un compromiso claro con este camino", ha señalado.
La portavoz de Podemos, Tere Sáez, ha afirmado que en el Parlamento "se oyen diferentes situaciones de víctimas y es importante reconocer todos los sufrimientos, porque el sufrimiento no nos separa sino que nos une". Ha destacado que en el acuerdo programático del Gobierno de Navarra "está bastante recogido este tema, en el sentido de que somos conscientes de que hay que recoger la verdad, ponerla en su sitio, y garantizar los derechos de los familiares de las personas que ya no están".
La portavoz del PSN, Inma Jurío, ha afirmado que "todas las víctimas tienen derecho a la reparación, la justicia y la verdad, pero no compartimos la crítica tan frontal que ha hecho Covite al Estado de Derecho". "Que muchas veces las sentencias no hayan sido satisfactorias para ustedes no justifica el ataque al Estado de Derecho. La sociedad y el Estado de Derecho han logrado que ETA deje de matar y vamos a seguir defendiendo el Estado de Derecho", ha apuntado.
En la misma línea, la portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha expresado su condena al terrorismo de ETA y "el apoyo sin fisuras a las víctimas del terrorismo", solidarizándose "con las familias que todavía no conocen y no saben quién ha matado a sus seres queridos". "Pero creemos en el Estado de Derecho, porque los jueces y las fuerzas de seguridad son los que han conseguido que ETA ahora ya no mate", ha destacado.
Por último, el portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha afirmado que su grupo siempre ha condenado los crímenes de ETA y se ha solidarizado con las víctimas, pero ha dicho que le "sorprende la tesis que traslada aquí Covite, que viene a decir que el Estado de Derecho, en la persecución de los crímenes, ha alcanzado un nivel de falta de diligencia, de dejación incluso, que se puede valorar en términos de que el Estado español ha llegado a asumir una responsabilidad de no cumplir obligaciones internacionales en la defensa de derechos humanos".