Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Covite siente "alivio" porque nadie más engrose la lista de muertos y pide que ETA no obtenga un "triunfo político"

Exige la disolución de la banda, la entrega de las armas y la puesta de sus miembros a disposición de la Justicia
El Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco, Covite, ha afirmado que el hecho de que "nadie más pueda pasar a engrosar la lista de muertos constituye, no ya un triunfo, que lo es, sino un alivio" y ha mostrado su rechazo a que "por una conciencia malentendida, la derrota de ETA se convierta en el triunfo de su proyecto político y que la impunidad de los crímenes sea la moneda de cambio de un comunicado hecho cuando la banda se encontraba asfixiada y derrotada".
En un comunicado, Covite ha dicho recibir "con la cautela debida" lo que puede ser el final de los asesinatos y de las "torturas a las que una banda de criminales nos ha sometido durante tantos años", por lo que ha exigido a los representantes políticos que "sea verdad que estamos ante un final sin concesiones, -lo que hasta ahora no está siendo real dado el sometimiento de los poderes públicos al Acuerdo de Guernika-, que sea verdad que el Estado de Derecho va a triunfar sobre el terror y que no habrá una aplicación interesada y flexible de la Ley".
Tras felicitar a las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado por su "dedicación y profesionalidad que, sin duda alguna, nos han llevado a la derrota de ETA", ha insistido en que la acción policial y judicial, y la aplicación estricta del Estado de Derecho "eran, y son, el único camino en la lucha contra el terrorismo", por lo que ha mostrado su agradecimiento a estos profesionales.
Respecto al comunicado de ETA, la organización de víctimas denuncia que la banda no anuncia su disolución "y mucho menos entregan las armas, por lo que resulta obvio que tratan de quedarse como garantes de lo que indecentemente ellos denominan 'una solución justa y democrática del secular conflicto político'".
A su juicio, el triunfo de la democracia sobre los violentos requiere como requisito "imprescindible" la disolución de la banda, la entrega de las armas y la puesta de sus miembros a disposición de la Justicia, de modo que la sociedad "se quite de una vez por todas esa espada de Damocles que siempre ha pendido amenazante sobre su cabeza". "Han sido muchas las veces que los terroristas nos han mentido sobre su final, no debemos consentir que ésta sea otra más", ha advertido.
Asimismo, ha destacado que ETA, sigue sosteniendo todas y cada una de sus exigencias, "nos habla de su 'solución democrática' y todos sabemos lo que entiende la banda con dicha expresión". "En anteriores comunicados, ETA ha señalado que la 'solución democrática' o 'el proceso democrático' debe pasar necesariamente por resolver las claves de la territorialidad y el derecho de autodeterminación que son el núcleo del conflicto político", ha recordado.
En este sentido, ha apuntado que "no se puede consentir el chantaje de los terroristas y menos aún, tal y como pretenden, que Estados democráticos abran, en pie de igualdad, un proceso de dialogo, por mucho que así lo haya señalado una Conferencia Internacional hecha a la forma y manera de los postulados etarras".
Por último, ha lamentado que "ETA no se arrepiente de nada y no pide perdón a las víctimas". "El comunicado destaca que 'La lucha de largos años ha creado esta oportunidad', expresión con la que justifican y avalan el asesinato de 858 personas, demostrando claramente cuál es su proyecto político, actualmente legalizado, al cual tratan de apoyar sobre la sangre de inocentes", ha concluido.