Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C's se fija como objetivo en Cataluña recuperar al votante que se fue a Podemos en generales

Cree que una parte de ese electorado no comparte la defensa del derecho de decidir en Cataluña
Ciudadanos intentará aumentar su apoyo en Cataluña en las elecciones generales del 26 de junio tratando de recuperar a aquellos votantes que en diciembre eligieron la papeleta de En Comú Podem pero que en las autonómicas de septiembre habían votado al partido de Albert Rivera.
En la formación naranja saben que no será fácil, pues los electores no votan de la misma manera en unos comicios generales que en unos autonómicos. Aun así, fuentes del partido consultadas por Europa Press han explicado que el objetivo es acortar la distancia con la candidatura de confluencia con la que Podemos concurrió a las generales del 20-D en Cataluña.
En Comú Podem fue la fuerza más votada en esa comunidad en diciembre, consiguiendo entrar en el Congreso con doce diputados gracias al casi un millón de personas que le dieron su confianza. En cambio, Ciudadanos quedó en quinta posición con cerca de medio millón de votos y solo cinco escaños.
En aquel momento, En Comú alcanzó el 25% de los votos, mientras que C's obtuvo un 13%, menos incluso que su media nacional del 14%. Esa cifra decepcionó a los de Rivera porque estaba muy lejos del 18% de las autonómicas de septiembre que convirtió al partido en líder de la oposición en Cataluña, solo por detrás de Junts pel Sí (CDC más ERC).
De hecho, su éxito en las urnas el 27 de septiembre en Cataluña fue uno de los factores que contribuyó a auparlo en las encuestas poco antes de la campaña electoral de las generales, antes de empezar a desinflarse mientras Podemos emprendía su anunciada remontada.
ELECTORES DESENCANTADOS CON EL PSC
En Ciudadanos creen que parte de sus votos en esa comunidad proceden de antiguos votantes del PP, pero también de electores desencantados con el PSC, con la diferencia de que estos últimos se reparten entre el partido naranja y En Comú Podem.
Para tratar de 'robar' votos a Podemos, apelarán a esa parte del electorado que no se considera independentista pero que tampoco se identifica con la postura del PP.
Ciudadanos intentará convencerles de que el referéndum que Pablo Iglesias quiere celebrar sobre la independencia de Cataluña no solucionará ningún problema, y recordará los cambios de postura que ha tenido el PSC en los últimos años respecto a esta cuestión.
EXPECTATIVAS EN OTROS TERRITORIOS
Respecto a las expectativas electorales de la formación naranja en otras zonas de España, las fuentes han indicado que también esperan crecer en la Comunidad Valenciana. Por contra, temen que la fuerza de la coalición entre Podemos e Izquierda Unida evite que C's adelante al partido morado en algunas provincias andaluzas.
En Burgos y en Ciudad Real, que reparten cinco diputados cada una, Ciudadanos ve posibilidades de entrar, aunque también admite que en Guadalajara su escaño puede peligrar.
De los 40 representantes que ha tenido C's en el Congreso en esta breve legislatura, la mayor parte proceden de circunscripciones grandes donde se repartían muchos escaños, ya que allí los efectos negativos que tiene la ley electoral para los partidos pequeños no se notan tanto.
Sin embargo, de las 28 provincias a las que les correspondían entre dos y cinco diputados en la Cámara Baja, el partido naranja solo entró en siete (León, Valladolid, Salamanca, Guadalajara, Albacete, Cantabria y Castellón).