Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C's resta importancia a que Rivera sea marginado de la reunión de Sánchez con Iglesias, pese al pacto con el PSOE

Ciudadanos ha tratado de justificar este miércoles las reuniones que va a mantener el PSOE con Izquierda Unida, por un lado, y el secretario general socialista, Pedro Sánchez, con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, por otro, pese a que lo que pactó con el PSOE es que acudirían juntos a todos los encuentros en los que se pudiera hablar de su acuerdo de legislatura.
En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, el secretario general del grupo de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, ha afirmado que su partido no le da "ninguna importancia" a la cita entre Sánchez e Iglesias prevista para antes de Semana Santa.
La formación naranja interpreta que en este caso se trataría de "dos líderes que se reúnen para solucionar problemas de desacuerdos que han tenido, escenificar desacuerdos o hablar de sillas y vicepresidencias". Por tanto, "estas reuniones no conducen a nada", ha añadido.
ENCUENTROS ENTRE EQUIPOS NEGOCIADORES
Gutiérrez ha indicado que lo que los ciudadanos reclaman son acuerdos y que "están cansados" de que los líderes políticos hablen "de sillas y de agendas personales". Lo que hay que hacer, según el partido de Albert Rivera, es "trabajar", y para ello ve necesario que los encuentros sean entre los equipos negociadores de los partidos.
En este sentido, ha reivindicado el valor del pacto de gobierno que firmaron el PSOE y C's antes de la investidura fallida de Sánchez como presidente del Gobierno y ha invitado a otras fuerzas políticas a sumarse a ese documento proponiendo las mejoras o enmiendas que crean convenientes.
Respecto a la reunión que celebrarán este jueves el PSOE e IU, Ciudadanos acepta no participar porque entiende que el "veto" que le ponía el partido de Alberto Garzón hacía imposible una cita 'a tres'.