Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C's multará con hasta 900 euros a quienes rompan la disciplina de voto, se salten votaciones o insulten a compañeros

Entre 300 y 600 euros por inactividad o dejación continuada de las funciones parlamentarias
Ciudadanos impondrá sanciones de hasta 900 euros a sus diputados en caso de que incumplan el reglamento del grupo parlamentario, que incluye entre las posibles infracciones muy graves la no asistencia y votación a los plenos y comisiones parlamentarias, ignorar el criterio de voto acordado o insultar en público a un compañero de grupo.
El reglamento, que C's ha dado a conocer este viernes, se ha elaborado para el Congreso de los Diputados pero, según ha explicado el secretario general del grupo, Miguel Gutiérrez, lo aplicarán también a los senadores de la formación naranja, a sus eurodiputados y a todos los cargos electos en Ayuntamientos y Parlamentos regionales.
El Capítulo V, dedicado a las infracciones y el procedimiento sancionador, clasifica las infracciones en leves, graves y muy graves.
Entre las primeras figuran la falta de asistencia a las reuniones ordinarias y extraordinarias y aquellas conductas que "impidan el correcto desarrollo y funcionamiento de las actividades parlamentarias" o supongan un incumplimiento del reglamento y no estén tipificadas como infracciones graves o muy graves.
En estos casos, la dirección del grupo podrá aplicar una amonestación por escrito, pudiendo imponer una sanción de hasta 300 euros.
INFRACCIONES GRAVES
Se considera infracción grave el incumplimiento de los deberes legales e institucionales derivados de la condición de diputado, así como la falta de asistencia --sin autorización-- a las sesiones plenarias y a las comisiones parlamentarias que tengan asignadas, y también cuando no se entregue una justificación documental de la ausencia aunque esté autorizada.
Además, es infracción grave que el diputado deje de elaborar iniciativas que deban ser registradas y que le hayan sido encomendadas; la inactividad o dejación de sus funciones parlamentarias de forma continuada; el impago de las sanciones económicas impuestas en el marco de un expediente sancionador; y la comisión de tres infracciones leves en un mismo periodo de sesiones.
Para castigar las faltas graves se prevé una amonestación por escrito y una sanción económica de 301 a 600 euros.
FALTAS MUY GRAVES
Por último, se tipifican como infracciones muy graves la falta de asistencia y votación a las sesiones plenarias y a las comisiones parlamentarias, la comisión de tres infracciones graves en un mismo periodo de sesiones y "el insulto, vejación o falta de respeto grave hecho en público a cualquier compañero del grupo parlamentario".
Igualmente, se considerará muy grave ignorar "consciente y deliberadamente" el criterio de voto acordado por el grupo o indicado por el correspondiente portavoz en cada una de las iniciativas parlamentarias sometidas a votación, salvo que se haya acordado dar libertad de voto.
Asimismo, se incluye entre las infracciones muy graves el no acatamiento o la resistencia a cualquier instrucción o directriz de la Dirección del grupo parlamentario respecto de asuntos relacionados con el mismo y el incumplimiento de cualquiera de los compromisos asumidos en la Carta Ética y Financiera de Ciudadanos.
Para las infracciones muy graves se estipula una amonestación por
escrito y una sanción económica de 601 a 900 euros, pero también podrán ser castigadas incluso con la expulsión del grupo parlamentario.
PRESCRIPCIÓN DEL 'DELITO'
Una vez aprobada la sanción por la dirección del grupo, el diputado afectado dispone de un plazo de diez días para aceptarla y abonar la 'multa' o bien recurrir la decisión en caso de no estar conforme. En este segundo supuesto, la Dirección resolverá en diez días.
El reglamento recién aprobado indica que las infracciones prescribirán a los dos meses, a los cuatro o a los seis, según se trate de las leves, graves o muy graves. En cuanto a las sanciones, prescribirán a los tres meses, a los cuatro o a los siete, respectivamente.