Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cs mantiene su apoyo a la protección del Mediterráneo de las prospecciones y quiere ampliarla a las aguas europeas

Los diputados de Ciudadanos (Cs) Antoni Cantó, portavoz de la Comisión de Medio Ambiente, y Fernando Navarro, han asegurado a representantes de Alianza Mar Blava que mantienen su "total apoyo" a la Proposición de Ley de protección de Mediterráneo frente a la prospecciones y que les gustaría ampliar esa protección a "todas las aguas europeas del Mediterráneo".
Al encuentro, que ha tenido lugar en el Congreso de los Diputados, han asistido el presidente de la Comisión de Medio Ambiente de Baleares, Antoni Alorda, y el coordinador del secretariado técnico de la Alianza Mar Blava, Carlos Bravo.
Desde la Alianza se ha insistido a los representantes de Cs en que la prerrogativa que tiene el Gobierno central de vetar una proposición de ley tiene que basarse en argumentos ciertos, lo que "no es el caso del veto" del Gobierno Rajoy a esta proposición.
Según dicen, la justificación de este veto se basa "en argumentos que no se sostienen jurídicamente y, además, que un veto sólo está justificado cuando hay una afección real al presupuesto corriente", es decir, a los Presupuestos Generales del Estado que están en vigor, y que "ese tampoco era el caso" con la Proposición de Ley de protección del Mediterráneo.
Por esto, les han aportado a Cs un informe jurídico sobre "la falsedad" de los argumentos del veto del Gobierno. En este sentido, los representantes de Cs han explicado que lo que habían hecho había sido pedir "inmediatamente" explicaciones al Gobierno sobre los argumentos económicos contenidos en su informe de veto.
De esta manera, en virtud de la respuesta del Gobierno --que tendría que ser enviada, de acuerdo con los plazos, a principios de agosto--, de lo "convincente" que ésta fuera, tendrían que replantearse su veto en la Mesa del Congreso, la cuál no se reunirá hasta mediados de septiembre.