Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CUP se reúne para decidir si avala o rechaza la investidura de Mas

La reunión del Consell Polític de la CUP y del Grup d'Acció Parlamentària (GAP) ha empezado con el objetivo de decidir si avalan o rechazan investir a Artur Mas como nuevo presidente de la Generalitat.

Encima de la mesa hay dos propuestas: avalar la investidura con dos votos a favor y ocho abstenciones, o rechazarla con cinco votos a favor y cinco en contra -o 10 abstenciones-; este último escenario abocaría Catalunya a unas nuevas elecciones autonómicas en primavera.
Fuentes del partido anticapitalista han explicado que las asambleas han aportado entre tres y cuatro propuestas alternativas, y al inicio de la reunión se debatirá si se incluyen para ser debatidas o se mantienen la dos propuestas originales.
A la reunión del Consell Polític y el GAP han acudido varios diputados en el Parlament como Antonio Baños, Anna Gabriel, Gabriela Serra, Benet Salellas, Eulàlia Reguant, Albert Botran y Josep Manel Busqueta; también el concejal por Barcelona Josep Garganté, además de la exdiputada Isabel Vallet, entre otros.
El Consell Polític y el GAP está formado por 68 miembros, por lo que cabe la posibilidad de que se repita un empate como en la asamblea de hace una semana, pero el partido se ha comprometido a encontrar el mecanismo que evite este empate y haya una decisión final.
CERCA DE JXSÍ
La reunión se ha celebrado en el casal de gente mayor Joan Oliver Pere Quart, en el barrio barcelonés de Les Corts, curiosamente situado a escasos metros de la que fue la sede electoral de JxSí, la coalición soberanista formada por CDC y ERC que ve innegociable que Mas sea el próximo presidente de la Generalitat.
El encuentro, que ha empezado más de treinta minutos tarde sobre la hora fijada, a las 10, se celebra ante una fuerte expectación mediática, ya que hasta una cuarentena de representantes de los medios de comunicación se han presentado al casal.