Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

D3M niega ser un «sucedáneo» de ETA bajo la mirada de Otegi

La cabeza de lista de la plataforma D3M por Vizcaya, Itziar Lopategi, ha asegurado en San Sebastián que el próximo 1 de marzo, día de las próximas elecciones vascas, se contabilizarán en las urnas "miles y miles de votos" en favor de un nuevo "marco democrático" en el País Vasco.
Lopategi ha hecho estas declaraciones en un acto político organizado por su organización en el Palacio Kursaal de la capital Guipuzcoana, al que han asistido entre el público históricos dirigentes de la izquierda abertzale como Arnaldo Otegi, Rafa Díez Usabiaga, Xabier Zubizarreta y José Luis Elkoro.
La dirigente abertzale ha lamentado en su discurso que se dirijan mensajes a la izquierda abertzale para exigirle que defienda sus ideas en las instituciones, al mismo tiempo que quienes lo reclaman pretenden "cerrar el paso" a estas mismas instituciones a "un gran sector de la sociedad vasca".
Ha destacado además la supuesta incongruencia de quienes aseguran que su plataforma es "un sucedáneo de ETA en su frente institucional", cuando "hace unas semanas los mismos decían" que la banda terrorista "iba a plantear la abstención y el boicot" para las próximas elecciones autonómicas vascas.
Lopategi ha admitido sin embargo que D3M es una "continuidad" en lo referido "a la lucha de los derechos nacionales" de "una Euskal Herria soberana".
Durante el acto de D3M, en el que la presencia de los símbolos de la izquierda abertzale y las reivindicaciones en favor de los presos han estado presentes de forma constante, se han proyectado varios vídeos de las recientes detenciones de ocho dirigentes de la izquierda abertzale por intentar reconstituir Batasuna.