Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Defensa sitúa al frente del Mando de Operaciones Especiales a un general que participó en un falso fusilamiento en 1984

Fue condenado por un consejo de guerra a varios meses de arresto y a la pérdida de servicio y antigüedad durante ese tiempo
El Gobierno ha designado como nuevo comandante del Mando Conjunto de Operaciones Especiales (MCOE) al general de Brigada del Ejército de Tierra Jaime Íñiguez Andrade, quien en 1984 participó en el 'falso fusilamiento' del entonces alcalde del municipio oscense de Abena y otro vecino, suceso por el que fue condenado.
El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el decreto por el que se establece una nueva organización básica de las Fuerzas Armadas, según la cual se crea este nuevo Mando Conjunto, que dependerá directamente del Mando de Operaciones, que a su vez depende del jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD).
Para el puesto de comandante del Mando Conjunto de Operaciones Especiales se ha elegido al general Íñiguez Andrade, si bien su nombramiento aún no se ha hecho oficial, pues el acuerdo del Consejo de Ministros todavía no se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
El general de Brigada se graduó en la Academia Militar en 1981 y un año después pasó a formar parte de las Fuerzas de Operaciones Especiales. El 6 de junio de 1984, cuando era teniente, se encontraba al mando de un pelotón de nueve soldados que estaba de maniobras junto con alumnos de la Academia General de Zaragoza.
Según las informaciones del momento, el pelotón llegó a Abena, municipio situado a unos 20 kilómetros de Jaca, y procedió a 'fusilar' con balas de fogueo al entonces alcalde, José Galindo, y al vecino Generoso Ara bajo la acusación de ser confidentes y colaborar con la guerrilla.
CONSEJO DE GUERRA
Los dos responsables al mando del pelotón, Íñiguez Andrade y el capitán de artillería Carlos Alemán Artiles, comparecieron ante un consejo de guerra un año más tarde y se les condenó a varios meses de arresto militar y a la pérdida de servicio y antigüedad durante ese tiempo.
El regidor de Abena declaró después de los hechos que lo ocurrido "no fue más que una broma pesada" y añadió que tanto él mismo como su vecino no temieron "nada serio".
Tras la condena, Íñiguez Andrade retomó su carrera en el Ejército y en 2012 fue ascendido a general de Brigada. Ahora será el responsable del Mando Conjunto de Operaciones Especiales, cuyo cuartel general estará ubicado en el acuartelamiento de Retamares, en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón.
EL MANDO SE PONDRÁ EN MARCHA EN 2015
El Mando adquirirá su capacidad operativa inicial a principios de 2015, pero no será hasta el segundo semestre de 2016 cuando adquiera la capacidad operativa plena y obtenga el certificado de la OTAN para su integración, según ha explicado este martes el propio Íñiguez Andrade a los medios.
El general tendrá bajo su mando a unos 60 militares, que formarán el personal permanente del Mando Conjunto, que como su propio nombre indica contará con efectivos de los tres Ejércitos (Tierra, Aire y Armada).
La creación del Mando Conjunto de Operaciones Especiales fue aprobada por el JEMAD, mediante orden ministerial, en enero del 2013 y su objetivo final es la "asunción de todos los cometidos referentes a operaciones especiales en el ámbito conjunto", según la explicación que figura en la página web del Estado Mayor de la Defensa.