Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Defensa destinará 78 millones de euros en 2015 para el desarrollo de nuevas fragatas y vehículos blindados

El Ministerio de Defensa pondrá en marcha el próximo año el desarrollo de los programas dirigidos a la construcción de fragatas F-110 para la Armada y de vehículos blindados 8x8 para el Ejército de Tierra, "dos de las necesidades militares" identificadas por el Estado Mayor de la Defensa como "más prioritarias".
Así lo ha anunciado este lunes el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, durante su comparecencia en el Congreso para explicar los presupuestos del departamento para el año que viene, según los cuales estos dos programas darán comienzo en 2015 y estarán dotados con 41 millones de euros para los 8x8 y 37 millones para las fragatas.
Argüelles ha explicado que de los dos programas se han derivado 20 proyectos tecnológicos --siete del 8x8 y 13 de la F-110-- que "persiguen la capacitación de nuestra industria para su participación posterior en los programas de obtención".
Además, en el mismo capítulo de estos presupuestos se contemplan las partidas de prefinanciación del contrato de los dos nuevos buques de acción marítima (BAM) para la Armada con una dotación de 161 millones de euros, ya anunciados la primavera pasada.
De este modo, el secretario de Estado ha subrayado que, en términos numéricos totales, el Ministerio de Industria incorpora 564 millones de euros para programas de defensa, un 64 por ciento más que en 2014. "Estamos ante el comienzo de un nuevo ciclo inversor de defensa. Para 2015 hemos hecho el esfuerzo de lograr un aumento en la inversión en defensa, manteniendo el presupuesto ordinario en unos niveles equivalentes a los del año pasado", ha remarcado.
Durante su comparecencia, el secretario de Estado ha aprovechado para pedir a los grupos parlamentarios un consenso "para avanzar hacia ese horizonte de financiación de la defensa más estable". Según ha asegurado, el Gobierno "será el primero en ponerse a su disposición y trabajar en esa línea".