Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Defensa se escuda en la tradición para justificar el saludo a un veterano militar franquista

El Ministerio de Defensa ha justificado el saludo institucional y entrega de un presente conmemorativo a un veterano militar franquista, un teniente que participó en la División Azul, alegando que respondía a una tradición en el Ejército de Tierra con motivo de las fiestas navideñas.
El pasado 17 de diciembre, el jefe de las Fuerzas Pesadas, general Miguel Alcañiz, y el presidente de la Hermandad de Veteranos de Burgos, general Félix González Bueno, acudieron al domicilio del teniente de Infantería Germán Pérez Casado para entregarle un presente conmemorativo por ser el 'soldado' más veterano de la provincia.
Según consta en la página web del Ministerio de Defensa, el teniente, de 99 años, desarrolló toda su carrera militar durante la dictadura franquista y en la Segunda Guerra Mundial fue componente de la División Azul.
"¿SER MIEMBRO DE UNA DIVISIÓN NAZI MERECE RECONOCIMIENTO?"
Una vez se conoció esta información, el diputado de Amaiur Jon Iñarritu registró una pregunta escrita al Gobierno en el Congreso en la que quería saber "cuál es la razón por la que Defensa homenajea a un militar franquista que, para más 'inri', fue un voluntario nazi", y si el Ejecutivo considera que "tanto el homenaje en sí como el recordar que esta persona fue miembro de una división nazi es un hecho que merezca algún tipo de reconocimiento".
La formación abertzale también preguntaba si la visita del 17 de diciembre "cumple el cometido fijado por la UE" de "preservar la importancia de los crímenes cometidos por los regímenes totalitarios", y qué medidas tiene previsto tomar el Gobierno para aplicar la Ley de Memoria Histórica en el sentido de "evitar homenajes a regímenes totalitarios o a sus partícipes".
La respuesta que da el Ejecutivo de Mariano Rajoy a todas estas preguntas es que "es tradición del Ejército de Tierra que en algunas localidades de España en las que hay unidades establecidas el militar de mayor empleo", en este caso el jefe de las Fuerzas Pesadas, "visite al militar retirado de mayor edad", que en la provincia de Burgos es el teniente Pérez Casado, "para felicitarle con motivo de la celebración de la Pascua Militar".