Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Defensa admite que no hay vigilancia sobre un antiguo vertedero de explosivos en aguas de Gran Canaria

El Ministerio de Defensa ha reconocido que no existe ninguna vigilancia específica sobre un antiguo vertedero de explosivos caducados situado en aguas canarias, concretamente a unas 13 millas de Las Palmas de Gran Canaria.
El diputado de Nueva Canarias-Coalición Canaria en el Congreso y portavoz de NC en Las Palmas, Pedro Quevedo, había preguntado al Ministerio de Defensa sobre la existencia del referido vertedero de explosivos, con el fin de conocer el material militar sumergido y saber si se realizan controles de seguridad para verificar que no hay riesgo de fugas y cuándo se realizó el último.
En un escrito recogido por Europa Press, el Ministerio de Defensa ha respondido que en esa zona próxima a La Isleta hubo un vertedero de explosivos caducados hasta 1995, año en que se firmó el Convenio de Londres sobre prevención de contaminación del mar por vertimiento de desechos, pero ha indicado que en la actualidad "no se efectúa una vigilancia específica de la zona".
Quevedo considera "indignante" la respuesta pues cree "negligente" la actitud de Defensa al dejar sin verificar la existencia de posibles vertidos durante casi 20 años. "Si se queda en desuso tras el Convenio de Londres, querrá decir que los materiales sumergidos pueden dañar el medio ambiente marino y a las personas", ha declarado.
El diputado de NC ha recordado que ese convenio buscaba "promover el control efectivo de todas las fuentes de contaminación del medio marino y adoptar las medidas posibles para impedir la contaminación del mar por el vertimiento de desechos y otras materias", por lo que, ante la "falta de argumentos" de Defensa, pedirá ahora explicaciones al Ministerio de Medio Ambiente.