Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Defensor del Pueblo denuncia los retrasos en la Justicia, "frente a los que no se encuentra solución"

El Defensor del Pueblo denuncia en su Informe Anual 2105, las recurrentes situaciones de retraso de la Justicia frente a los que --dice-- "no se encuentra solución". En su opinión, no se están adoptan "medidas conjuntas de suficiente entidad para solucionar los problemas detectados".
Por ello, la institución precisa que formuló una recomendación a la Secretaria de Estado del Ministerio de Justicia para que en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado se contemplase una partida presupuestaria de suficiente entidad, tanto de medios personales como materiales, para solucionar "la endémica situación" en la que se encuentran diferentes juzgados.
Asegura que el número de quejas recibidas relativas al derecho fundamental a un proceso 'sin dilaciones indebidas' son síntoma de "problemas estructurales" y una excesiva carga de trabajo en la mayoría de los casos. Los retrasos afectan no solo a la persona que se ha dirigido al Defensor del Pueblo, sino a la totalidad de quienes presentan demanda o recurso en el órgano judicial de que se trate, agrega.
El Defensor del Pueblo ha recibido el pasado año un total 84 quejas sobre demoras judiciales en la jurisdicción civil (cuatro más que el año anterior), 41 en la penal (12 menos que el año anterior), 12 en la contencioso-administrativa (cuatro más que el año anterior), 26 en la social (seis más que el año anterior) y 13 en la mercantil (dos más que el año anterior). La cifra total asciende a 176 quejas, frente a las 172 de 2014 y las 166 de 2013.
En opinión de la institución dirigida por Soledad Becerril , se mantienen en niveles constantes y la alta litigiosidad parece ser "una constante sociológica que no se ha visto afectada por la existencia de tasas judiciales". El Defensor del Pueblo se felicita de la supresión del gravamen que constituye "un alivio" para las personas físicas afectadas.
El informe asegura que el problema se agrava en el coso de la jurisdicción social que se ha visto sensiblemente afectada "por esta situación de demora generalizada". Destaca la situación en la que se encuentran determinados juzgados en todo el territorio nacional y pone como ejemplo que en la ciudad de Sevilla se ha llegado a señalar un juicio acto "para el año 2019". También destaca demoras en las jurisdicciones de lo Civil y lo Mercantil.