Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Defensora del pueblo afirma que el comunicado le ETA le satisface pero recuerda que ya ha habido muchos

La Defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava de Llano, ha valorado este miércoles positivamente el comunicado de ETA, pero ha recordado que no es el primero y es por ello que, aunque ella defienda al pueblo, si tiene que elegir entre "víctimas y verdugos", siempre se va a quedar con las víctimas.
"Si hablara de un primer comunicado, de un segundo, de un tercero, de un cuarto o de un quinto...éste es el duodécimo, y quiero decir que a mí, como cualquier española de buena voluntad, el anuncio de ETA me satisface en la medida en que me puede satisfacer, pero no soy ingenua", ha indicado en una entrevista a Telemadrid, recogida por Europa Press.
Sobre este asunto, ha manifestado que ella es Defensora del Pueblo y habrá quien diga que "los asesinos forman también parte del pueblo". Sin embargo, ha puntualizado que si tiene que elegir entre las "víctimas y los verdugos", siempre se va a quedar con las víctimas.
En otro orden de las cosas, Cava de Llano ha mostrado su desacuerdo ante la afirmación de que la ley electoral beneficie a los partidos nacionalistas. Ha manifestado que "las cosas pueden gustar más o menos" pero cuando se estudió la posibilidad de interponer un recurso inconstitucional a la última modificación, éste "no era oportuno".
DEFIENDE LA FIGURA DEL DEFENSOR
También, ha ensalzado la institución que dirige porque "el trabajo del defensor es invisible". De esta forma, ha indicado que "lo que se trata es de ayudar al ciudadano, no de hacerse famoso". "La poca relevancia se produce porque la naturaleza de sus resoluciones no vinculan, no obligan a las administraciones públicas y por tanto, es una magistratura de persuasión", ha dicho.
Además, ha otorgado importancia al hecho de que el defensor del pueblo sea una persona que goce de "autoridad moral suficiente" para que sus resoluciones, aunque no obliguen a las administraciones, sean aceptadas". "En el tiempo que yo llevo como defensora, el 80% de las resoluciones que he dictado, han sido admitidas por las administraciones públicas y eso da una enorme satisfacción", ha manifestado.
Por último, sobre las quejas que llegan al Defensor del Pueblo sobre las clases políticas, Cava de Llano lo ha calificado como "lamentos" porque ellos no tienen competencia para ayudar, pero ha admitido que llegan quejas de "mala actuación" de los políticos, sobre todo por el "despilfarro".