Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Delega del Gobierno en Andalucía condena el asalto de Gordillo al supermercado y lo califica de "intolerable"

Dice que con esa actitud se alienzan comportamientos delictivos, vulnerando la Legislación y la convivencia democrática
La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha condenado con firmeza y calificado como "intolerables" los hechos protagonizados este martes por el diputado de Izquierda Unida Juan Manuel Sánchez Gordillo cuando, acompañado de militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y otros cargos de IU, promovió el asalto a dos supermercados de Écija (Sevilla) y Arcos de la Frontera (Cádiz) para robar alimentos, "resultando heridos leves dos trabajadores del primer establecimiento".
En un comunicado, la delegada ha considerado que con dicha acción, "se alientan los comportamientos delictivos, la violencia y el robo con fuerza, vulnerando los principios más elementales de la legislación española y de la convivencia democrática".
"Sorprende que esto lo haga un diputado aforado, que se debe a la Constitución y a la representación institucional que ostenta y, más aún, que el líder de su coalición política y vicepresidente del Gobierno andaluz, Diego Valderas, no se atreva a condenar lo ocurrido", ha afirmado Crespo.
Asimismo, ha recordado que hay muchas maneras de mantener abastecidos los bancos de alimentos, "como de hecho hacen ya algunas grandes superficies mediante convenios suscritos con las ONG" y ha recordado al vicepresidente andaluz y coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, que "un partido en el Gobierno tiene que contribuir a mantener la paz social, la ley y el orden, y sus herramientas deben ser el diálogo y la colaboración, nunca la vulneración de las normas de convivencia".
Respecto a las declaraciones de Valderas, que ha destacado el "simbolismo" que reviste la acción del diputado de IU, la delegada ha afirmado que no veo en lo ocurrido más simbolismo "que el de la falta de respeto al Estado de Derecho, la democracia, las empresas contra las que se ha atentado y las personas que trabajan en las mismas".
En este sentido, ha sugerido a Valderas que, "en vez de crear nuevos puestos de confianza de IU en la estructura de las delegaciones provinciales, como es el caso de sus coordinadores provinciales, destine el equivalente de esos sueldos a las asociaciones que se dedican a la atención de las familias andaluzas más necesitadas".