Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Despedidas 12 personas contratadas por Imelsa que trabajaban para la Diputación

La diputación de Valencia ha prescindido de 12 personas que trabajaban en diferentes áreas de la institución pero que estaban contratadas por la empresa pública Imelsa y que han sido despedidas por encontrarse en una situación "irregular", según han explicado fuentes de la institución.
Los despidos se enmarcan dentro de la regularización de la situación laboral de personas que desarrollaban su trabajo en la Diputación contratados por Imelsa, que se inició tras llegar el nuevo equipo a la institución al detectar la presencia de 41 empleados en situación "irregular".
Las salidas efectuadas ahora corresponden a cinco personas que desarrollaban su trabajo en el área de protocolo, seis en prensa y una más en área de educación tras haberse incorporado a Imelsa después de dejar hace 21 días sus puestos en Diputación con permiso por vacaciones mientras se buscaba una solución a su situación.
De los trabajadores del área de protocolo y prensa se han podido recolocar a un total de 8 empleados que en el Patronado de Turismo dependiente de Imelsa y en tareas administrativas.
Las salidas se producen después de que este jueves la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil llamara a declarar como investigados a todo el Consejo de Administración de Imelsa dentro de la 'Operación Taula' por presuntas actividades de tráfico de influencias
La Guardia Civil ha citado a declarar a la vicepresidenta cuarta de la Diputación, Rosa Pérez (EU), que denunció el caso, por las contrataciones efectuadas, al vicepresidente tercero, Emili Altur, de (Compromís), que en su día presidió la comisión de investigación creada en la corporación y que sigue en el consejo, y el exportavoz del PSPV en la corporación y hasta hace pocos días jefe de gabinete, José Manuel Orengo y al exdiputado provincial socialista y alcalde de Gestalgar Raúl Pardos.
El PSPV y Compromís han aceptado la renuncia de "forma cautelar" de los consejeros de sus formaciones que han sido llamados a declarar como investigados por los presuntos contratados irregulares que formalizó esta sociedad de la Diputación de Valencia.
Por su parte la diputada de Esquerra Unida (EU) Rosa Pérez Garijo ha asegurado que no dejará sus competencias en la corporación provincial tras haber sido citada y ha expresado su "indignación, rabia e impotencia" por la citación a declarar después de haber estado "cuatro años luchando" contra la trama de corrupción y denunciándolo jurídicamente.