Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 20 personas e incautada una tonelada de hachís de una red de tráfico entre España y Alemania

La Guardia Civil y la Policía del Estado Alemán Renania Palatinado han desarticulado una red de tráfico de hachís, arrestando en los dos países a un total de 20 personas e imputado a otras cuatro. En la operación, bautizada 'Sauco', se han incautado 1.100 kilos de hachís y se han intervenido un velero, 44 vehículos, 21 inmuebles, todo ello con un valor superior a los 9 millones de euros.
La red estaba dirigida por un alemán, detenido en su país, que se había fugado de un centro penitenciario español en el que cumplía condena por delitos de tráfico de drogas. Estaba considerado como una de las más activas en el transporte y distribución de hachís en centro Europa y era investigada por autoridades policiales y judiciales de Dinamarca, Francia y Alemania.
La organización de narcotráfico contaba con miembros en el norte de África que se encargaban del cultivo de las plantaciones de cannabis y de todo el proceso de elaboración de la sustancia.
Una vez finalizada la preparación y marcaje del envasado de la droga, según su calidad, la red almacenaba el hachís en las costas de Marruecos hasta que era introducido en España en embarcaciones recreativas que lo acercaban a puertos deportivos de la Costa del Sol y litoral almeriense, donde tras ser depositado en naves industriales, era transportado a Alemania en vehículos de alta gama provistos de dobles fondos.
Para el blanqueo del dinero procedente de la venta de las sustancias estupefacientes, la red contaba con sociedades en Alemania y España carentes de actividad que, además, eran utilizadas para la adquisición de las embarcaciones destinadas al transporte del hachís.
Las investigaciones se iniciaron tras tener conocimiento de la existencia de una organización que estaba realizando un transporte de droga en un velero desde Marruecos hasta el sur de España.
El Servicio Aéreo de la Guardia Civil localizó la embarcación navegando por el mar de Alborán con rumbo a España. Por ello, los agentes se desplegaron en todos los puertos deportivos del Campo de Gibraltar y Costa del Sol para detectar la llegada de la embarcación. Tras varios días de vigilancia, el velero fue localizado cuando arribaba en el puerto deportivo de la Duquesa de la localidad de Manilva (Málaga), lugar donde se procedió a la detención de sus dos tripulantes y a la incautación de 980 kilos de hachís ocultos en dobles fondos practicados en la embarcación.
Asimismo, fruto del intercambio de información entre la Guardia Civil y Policía Alemana, se supo que la organización tenía previsto realizar el transporte de una cantidad indeterminada de droga desde la Costa del Sol hasta Alemania, que sería trasladada en un vehículo dotado de doble fondo.
Por ello, ambos Cuerpos de Seguridad establecieron un dispositivo de vigilancia sobre los miembros de la red que fueron controlados ininterrumpidamente desde su salida de Málaga hasta la localidad alemana de Pirmasens, lugar en el que se detuvo a cuatro personas e intervinieron 30 kilos de hachís cuando iban a ser depositados en un piso de seguridad de la organización.
CINCO REGISTROS EN CADA PAÍS
En España se realizaron cinco registros domiciliarios (3 en Melilla, 1 Marbella y 1 en Estepona) en los que se intervino gran cantidad de documentación relacionada con la investigación, números de teléfonos móviles, material informático, anotaciones con coordenadas marítimas para el trasbordo de mercancías, inhibidores y escaner de frecuencia, GPS y transmisiones para uso marítimo, varios vehículos y un velero. En Alemania se efectuaron cinco registros domiciliarios donde se incautaron muestras de hachís, 27.500 euros y material informático.
En relación a la investigación realizada sobre los beneficios obtenidos del tráfico de drogas, se ha procedido al bloqueo y embargo de 21 bienes inmuebles y 44 vehículos de distinto tipo por valor de 9 millones de euros, así como al bloqueo de los saldos existentes en los productos financieros de los investigados, de las que aún se desconoce el importe total.
La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción núm. 5 de los de Melilla, ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Equipo Contra el Crimen Organizado de la UCO con sede en Málaga y a la Policía de Renania Palatinado (Alemania), todos ellos coordinados por EUROPOL.