Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas tres personas en Pamplona por la agresión a Barcina en Toulouse

La Policía Foral ha detenido este viernes en Pamplona a tres personas por su presunta relación con la agresión que sufrió la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, este pasado jueves en Toulouse (Francia), según ha confirmado a Europa Press el Ejecutivo foral.
Barcina sufrió este jueves en Toulouse el lanzamiento de tres tartas mientras asistía a una reunión de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos. La agresión fue reivindicada por el grupo Mugitu, contrario al TAV.
Mugitu: acto "cómico"
El movimiento Mugitu ha afirmado que la agresión que cometió este jueves contra la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, fue un "acto cómico y reivindicativo" contra la construcción del tren de alta velocidad y ha acusado al propio Gobierno foral de "victimismo".
Los hechos ocurrieron este jueves en Toulouse (Francia) en el transcurso de la reunión de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, cuando un grupo de hombres se dirigió a Yolanda Barcina y le arrojó tres tartas a la cara. Tres personas han sido ya detenidas por estos hechos. El Parlamento de Navarra ha condenado la agresión con la única abstención de Bildu.
Dos representantes de Mugitu, Mikel Álvarez (el hermano del portavoz de la izquierda abertzale Joseba Álvarez) y Aitor Balbas, han ofrecido una rueda de prensa en Pamplona en la que han justificado la agresión a Barcina y han señalado que "los tartazos son una forma de protesta y denuncia que se utiliza en todo el mundo". "El objetivo de esta forma de acción no pretende ocasionar daños físicos a la persona, sino dañar la imagen de la autoridad o mandatario en cuestión", han dicho.
Según han señalado, con su actuación este jueves querían "trasladar la protesta y la denuncia por la imposición del TAV, los tartazos recayeron sobre Yolanda Barcina por ser la única representante de más alto nivel de País Vasco y Navarra". "Es la cuestión del tren de alta velocidad la que ponemos sobre la mesa", han dicho.
Frente a las acusaciones que han recibido por la agresión, Mikel Álvarez ha calificado de "victimista" el comportamiento del Gobierno de Navarra y de la propia Yolanda Barcina.
Por otra parte, Álvarez ha considerado que la detención de tres personas en Pamplona es "ilegal" y ha dicho que "el juez competente para investigar y juzgar es el del lugar de comisión de la falta". "Según la norma de derecho internacional público, para realizar una detención en suelo español haría falta una euroorden dictada por el juzgado de Toulouse que investige esta falta", ha afirmado.