Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido en Alicante un matrimonio ucraniano buscado en su país por asesinar a una mujer

La Guardia Civil ha detenido en la provincia de Alicante a un matrimonio de nacionalidad ucraniana, refugiados en España tras huir de su país al encontrarse reclamados por un delito de robo y asesinato.
V.O., de 54 años de edad, y su esposa O.U., de 56, estaban reclamados por el asesinato de vitlana Mykolayivna Tabolina, directora de una empresa farmacéutica ucraniana, el 27 de agosto de 2015 en Buzova (Ucrania). Los acusados actuaron como intermediarios en la compra de unos terrenos por parte de la víctima, concertando una cita para el pago de una elevada suma de dinero. En dicha cita atacaron a la víctima con el fin de robarle, propinándole varios golpes en la cabeza con un martillo, produciéndole múltiples fracturas craneales que causaron su muerte.
Posteriormente y con el fin de borrar las huellas del crimen, trasladaron el cadáver hasta la localidad de Kyselivka, en la región de Chernihiv (Ucrania), y lo arrojaron al río Zamhlay.
Días después, el cuerpo fue hallado en los márgenes del río por la policía ucraniana. Ese mismo día, al tener noticia del descubrimiento del cadáver a través de los medios de comunicación, los acusados huyeron de Ucrania en un vehículo.
Tras decretar las autoridades ucranianas una orden internacional de detención del matrimonio y, ante las sospechas de que los fugados pudieran encontrarse en España, el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en colaboración con la Oficina Central Nacional de Interpol en España, iniciaron una investigación para dar con su paradero.
Tras varias semanas de investigación, los dos fugitivos fueron localizados y detenidos en la localidad de El Campello (Alicante), donde residían en una vivienda de alquiler. En el momento de su detención, en una operación bautizada 'Osypenko' portaban consigo 15.000 euros y 6.500 dólares en efectivo.
Los ahora detenidos fueron puestos a disposición de la Audiencia Nacional, que decretó su ingreso en prisión y el inicio de los trámites para su extradición a Ucrania.