Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido en el Líbano un presunto espía de Israel

Fotografía de archivo de la entrega del al espía de Hizbulá Nassim Nisr a oficiales de la ONU, en el paso fronterizo de Rosh Hanikra, entre Israel y Líbano, el 1 de junio de 2008. EFE/Archivotelecinco.es
Un libanés que trabajaba en una compañía de telefonía móvil fue detenido anoche y acusado de espiar en favor de Israel, confirmaron hoy a Efe fuentes militares y de los servicios de seguridad.
Las fuentes no proporcionaron la identidad del detenido ni el lugar donde fue detenido. Se trata de la tercera persona vinculada al sector de telecomunicaciones que es encarcelada en el Líbano en las últimas semanas.
El periódico Al Ajbar, que informó hoy de la nueva detención citando fuentes de los servicios de seguridad, afirmó que el arrestado anoche era un empleado de la compañía de telefonía móvil Alfa y que viajaba frecuentemente a Europa y países árabes.
Dos empleados de la misma compañía, Charbel Kazzi y Tarek al Rabaa, también están detenidos por supuesto espionaje a favor de Israel.
Kazzi, un técnico que fue arrestado en junio pasado, está acusado de haber suministrado a Israel informaciones a través de la red de telecomunicaciones libanesas, mientras que Al Rabaa, un ingeniero, fue apresado por los servicios de seguridad esta misma semana.
El ministro libanés de Telecomunicaciones, Charbel Nahas, en declaraciones reproducidas hoy por la prensa local, afirmó que el Líbano está confrontando "la red de espionaje mas peligrosa de la historia" del país.
Nahas dijo que Al Rabaa era un "experto hasta en los mínimos detalles de la compañía Alfa", una de las dos empresas de telefonía móvil que operan en el Líbano.
Ambos detenidos trabajaban en esa compañía desde su creación, en 1996. Kazzi Trabajaba en el departamento de planificación y Al Rabaa en el de mantenimiento.
"Si se comprueba que eran espías israelíes quiere decir que habían formado un equipo peligroso (...). Han expuesto el sector de telecomunicaciones al enemigo israelí", añadió el ministro.
Nahas reveló que se ha creado una red de seguridad preliminar para bloquear los accesos que pueden haber permitido la filtración de informaciones.
El líder del movimiento chií Hizbulá, Hasan Nasralá, afirmó esta noche en un mensaje a sus partidarios que "no hay duda de que Israel controla, de modo total, las telecomunicaciones en el Líbano".
Desde 2009, los servicios de seguridad libaneses han desmantelado varias redes de espionaje pro israelíes y detenido a decenas de personas, entre ellos miembros de la Policía y del Ejército.
Las personas que colaboran con Israel pueden ser condenadas a cadena perpetua y trabajos forzados, y si se reconoce que sus actos causaron la muerte a otros pueden ser condenados a la pena capital.
Hasta ahora, dos libaneses han sido condenados a pena de muerte, Ali Husein Muntach, de 53 años, el pasado martes, y, en febrero último Mahmud Kasem Rafeh, ex oficial de la policía, de 63 años.
Recientemente, el presidente Michel Suleiman dijo que firmaría cualquier petición de pena de muerte contra colaboradores de Israel, algo reclamado por Hizbulá y otros grupos.
Hoy, Nasralá reiteró esa petición e insistió en que los condenados a muerte deben ser ejecutados inmediatamente como medida ejemplar para que evitar que surjan nuevos casos.