Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido el autor principal del secuestro de los tres cooperantes españoles en Mauritania

Mauritania ha detenido al jefe del grupo de traficantes que secuestró a los tres cooperantes españoles por orden de la rama de Al Qaeda en el Magreb Islámico el pasado mes de noviembre.
Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez fueron secuestrados 150 kilómetros de Nuakchot. Viajaban en el último todoterreno de una caravana solidaria, que repartía ayuda humanitaria, de 14 vehículos cuando fueron abordados por unos desconocidos que les obligaron a abandonar el coche.
El momento del secuestro fue también muy duro para los compañeros de los tres cooperantes que escucharon por radio gritos de !metralletas, metralletas! y disparos de bala.  Cuando llegaron al coche, ya estaba vacío.  
El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha vuelto a pedir hoy discrepción sobre el secuestro de los tres cooperantes de Acción Solidaria. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reiterado lo mismo que Moratinos. "No hay novedades" en torno al secuestro de los tres cooperantes en Mauritania y ha vuelto a apostar por mantener la máxima prudencia y discreción "para que las cosas salgan bien".
Zapatero se ha limitado a señalar que no hay novedades, a pesar de las informaciones publicadas este fin de semana. Hacía así referencia, sin citarlo, al supuesto pago de cinco millones de dólares por parte de España a los secuestradores de Al Qaeda en el Magreb Islámico.  
Además, las autoridades de Mali han extraditado a Mauritania a un ciudadano de este país presuntamente implicado en el secuestro de los tres cooperantes, según una fuente de la seguridad mauritana.
Por otro lado, los cuatro presos islamistas encarcelados en Mali, cuya liberación reclamó la rama de Al Qaeda en el Magreb para no matar al rehén francés Pierre Camatte, han sido puestos en libertad, según fuentes gubernativas en la capital maliense.