Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos 34 miembros de Segi, la ilegalizada rama juvenil de Batasuna

La operación está siendo llevada a cabo conjuntamente por la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, bajo la dirección del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska, quien se ha desplazado a San Sebastián junto a dos fiscales y la cúpula policial para coordinar el dispositivo.
Además de los 34 detenidos, la Policía y la Guardia Civil ha realizado 92 registros en domicilios y locales de Navarra, Vizcaya, Alava y Guipúzcoa, en los que se ha intervenido abundante documentación y publicaciones de SEGI y ETA, soportes informáticos, material para la confección de artefactos explosivos e incendiarios, 6.000 euros en sobres y anotaciones manuscritas con placas de matrícula.
Los primeros nombres conocidos de los detenidos son Carlos Renedo en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga; Zuriñe Ogenaga en Lekeitio; Aritz Petralanda en Zamudio, Joseba Dalmau en Galdakao. En Idiazabal (Guipúzcoa) ha sido detenido Jon Tellería y en Vitoria Juan Anda Vélez de Mendizabal.
Las fuerzas policiales han acudido a los domicilios de al menos tres personas más que no se encontraban en los mismos, por lo que no han podido arrestarlos.
Las detenciones se han efectuado a partir de la documentación incautada a Ekaitz Sirvent, ideólogo de ETA detenido el pasado mes de abril en París.
El Ministerio del Interior considera que esta operación supone el "descabezamiento" de la "cantera de ETA" y un duro golpe contra la organización de la izquierda abertzale de mayor "ortodoxia" y "fidelidad" a la banda terrorista.
Según Interior, estos arrestos conllevan la "casi total desarticulación" de las estructuras clandestinas de SEGI en España y acarrean un "golpe de impacto" a su financiación y estructura logística.
Los detenidos están siendo trasladados a Madrid para la instrucción del atestado y su puesta a disposición judicial en los próximos días.
Segi es la organización juvenil de la "izquierda abertzale", sucesora de las también ilegalizadas Jarrai y Haika. El Supremo la declaró terrorista el 19 de enero de 2007, cerrando así un proceso iniciado por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, quien actuó contra ellas ya en 2001.
Reacciones
El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha afirmado que "todo apunta" a que la operación policial contra Segi "pretende descabezar a una organización ilegal y evitar que siga consiguiendo financiación para desarrollar sus actividades ilegales".
Se trata de una operación "muy importante". Ares ha felicitado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha destacado que con esta operación se ha demostrado la "eficacia" tanto del trabajo policial como judicial para poner freno a las "actividades ilícitas de una organización ilegal".
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha felicitado igualmente a las Fuerzas de Seguridad del Estado y la Judicatura española la actuación "ejemplar" que están llevando a cabo en la lucha contra el terrorismo. Ha destacado que operaciones como esta proporcionan "una tremenda tranquilidad" y un "gran orgullo".
 
BQM/EBP