Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz Ferrán sale de prisión para disfrutar el primer permiso penitenciario desde 2012

Díaz FerránEfe

El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán ha abandonado este martes la prisión de Soto del Real (Madrid) para disfrutar del primer permiso penitenciario de cuatro días que se le concede desde que ingresó en diciembre de 2012, cuando fue detenido en el marco de la 'Operación Crucero', han informado fuentes jurídicas.

Estas mismas fuentes han concretado que Díaz Ferrán, condenado por el 'caso Marsans' y por el uso fraudulento de las tarjetas 'black' de Caja Madrid y Bankia, ha salido del centro penitenciario sobre las 18.00 horas de este martes.
El juez central de Vigilancia Penitenciaria ha concedido al expresidente de la CEOE su primer permiso, debido a que ya ha cumplido tres cuartas partes de la condena de cinco años y seis meses de cárcel que le fue impuesta por vaciar el patrimonio de Viajes Marsans.
Pese a que Díaz Ferrán ha solicitado varias veces que se le autorice salir de la cárcel por unos días, no se le ha otorgado hasta ahora, al igual que tampoco se le ha concedido el tercer grado penitenciario. Las fuentes jurídicas consultadas han confirmado que se está estudiando aceptar un segundo permiso.
CONDENAS IMPUESTAS
La Audiencia Nacional condenó al expresidente de la CEOE el 7 de julio de 2015, después de que aceptase la pena de cinco años y medio interpuesta en la primera sesión del juicio celebrada el 2 de julio. Además, se ordenó la indemnización de forma solidaria con 450.000 euros a Meliá Hotels International, Viajes Iberojet, AC Hoteles y Pullmantur por los prejuicios causados.
En junio del pasado año el Tribunal Supremo confirmó esta condena por los delitos de alzamiento de bienes, concurso fraudulento, integración en grupo criminal y blanqueo de capitales.
A esta condena hay que sumarle los dos años de prisión fijados también por la Audiencia Nacional por el uso de la tarjeta opaca de Caja Madrid y Bankia.