Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz considera "muy grave" que desde "la calle" se pretenda decir a Mas cuándo tiene que convocar elecciones

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha considerado este lunes "muy grave" que desde "la calle" y una "asociación" se pretenda decir al presidenta catalán, Artur Mas, que tiene la legitimidad del Parlamento, cuándo tiene que convocar elecciones.
"Hasta ese punto estamos llegando ya en Cataluña y eso me parece grave", ha expresado Díaz en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, en referencia a que la asociación Asamblea Nacional y Omnium Cultural haya pedido a Mas que convoque elecciones en tres meses.
Ha indicado que esperemos que la voluntad sea la del presidente Cataluña y no haya cedido esa soberanía "en manos de una asociación". "Esto significa que las cosas no están bien o que el presidente de Cataluña ha llegado a camino difícil de recorrer", ha apuntado.
Susana Díaz ha manifestado además que el presidenta del Gobierno español, Mariano Rajoy, tiene que tener liderazgo, ponerse al frente y hacer cumplir la ley, pero también tiene que tener "empatía con los problemas" y saber que hay un porcentaje de la población catalana que no se siente identificado con España.
"Tiene que tener esa capacidad de volverlos a traer y decirles que nos va mejor juntos que por separado y presentar un proyecto de país para los próximos 20 ó 30 años y lo tenemos que hacer entre todos", según ha expresado Díaz.
"La duda que tengo en estos momentos es que no se si Rajoy no sabe no ni sabe ni quiere cómo arreglar España", ha señalado.
Asimismo, la presidenta ha querido dejar claro que ella tiene una línea roja en este debate, la igualdad de todos los ciudadanos, y que se pueden reconocer singularidades que no sean desigualdades o no las provoquen.
"Ahora bien, si lo que se pretende es reconocer desigualdad entre Cataluña y resto de España y entre los distintos territorios, como presidenta de la Junta, evidentemente, no lo voy a aceptar", según ha indicado Susana Díaz, quien ha agregado que no cree en la soberanía de origen.
La presidenta ha recalcado además que no va a estar de acuerdo con que los servicios públicos se presten en distintas condiciones y que la sanidad o la educación sea en Cataluña distinta que en Andalucía, Galicia, Asturias o que en otras comunidades.
A su juicio, hay que empezar por sentarnos a hablar para buscar lo que nos une y aparcar lo que nos separa y así, según se ha mostrado convencida, seremos capaces, al igual que en el año 1978, de encontrar un proyecto de país atractivo donde todos estemos cómodo.