Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz aboga por negociar el modelo de financiación con "claridad" y cree que hay margen para un resultado "satisfactorio"

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha mostrado convencida este viernes de la importancia de que la negociación del modelo de financiación territorial se lleve a cabo con "claridad", es decir, "con luz y taquígrafos", de manera que se desarrolle en un "escenario de diálogo", al tiempo que ha remarcado que hay margen para que el resultado sea "satisfactorio" para todas las comunidades autónomas.
En declaraciones a los periodistas en Huelva, donde ha mantenido un encuentro con el alcalde de la ciudad, Pedro Rodríguez, Díaz ha recordado que desde la anterior Consejería de Hacienda, "la Junta de Andalucía ha puesto encima de la mesa instrumentos que nos permiten sentirnos cómodos en el conjunto de las comunidades autónomas".
"Nosotros hemos puesto alternativas encima de la mesa, hemos dicho que no se estaba aplicando bien el modelo de financiación", ha apostillado Díaz, indicando que "eso estaba provocando que Andalucía dejara de ingresar una cuantía muy importante que permitiría en estos momentos hacer frente a cuestiones fundamentales para nuestra tierra".
Tras destacar que "ahora se abre un nuevo escenario", la presidenta de la Junta apuesta por "el diálogo", de manera que "no reciba más el que más grita o alce la voz, sino que reciba más aquel que le corresponda".
Díaz, que ha manifestado que "entendía" la postura de Cataluña al sentirse "agraviada" como Andalucía porque "no recibía lo que le corresponde", ha señalado que "el diálogo se tiene que producir entre todos, con claridad, con luz y taquígrafos y que se sepa lo que se pacta, y que lo sepamos todos", ha añadido.
Así, ha defendido que "hay margen para que el resultado de ese modelo de financiación sea satisfactorio para el conjunto de las comunidades autónomas, y se garanticen los servicios públicos que prestamos".
Finalmente, la presidenta ha hecho hincapié en la necesidad de que se garantice que las comunidades autónomas cumplen con la prestación de los servicios públicos y creen "riqueza y empleo". "Ambos elementos son combinables y tenemos que sentarnos todos", ha concluido.