Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz apuesta por "cortar ya de raíz" el "rosario incesante de comportamientos detestables y deshonestos" en política

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha apostado este jueves por "cortar ya de raíz" el "rosario incesante de comportamientos detestables y deshonestos que alejan a los ciudadanos de la política" y ha considerado que "la mejor manera de dar respuesta" a esta situación es con "transparencia" y "más y mejor democracia".
"Tenemos que hacerlo como sea. Hay que pararlo ya. Ni nuestra democracia, ni la honestidad de tantos políticos hoy metidos en el mismo saco de tantísima corrupción, ni mucho menos los ciudadanos que confían con su voto y sus impuestos en sus servicios públicos merecen, merecemos, lo que está pasando en estos momentos", ha dicho Díaz en Granada durante su intervención en la presentación de la Memoria del Consejo de Andalucía correspondiente a 2013.
Díaz, que ha apelado a la "política de verdad" frente a algunos "comportamientos indecentes", ha asegurado que ésta es una "preocupación" que se suma al "enorme sufrimiento que están padeciendo los ciudadanos como consecuencia de la dura crisis económica".
"La mejor manera de dar respuesta a los comportamientos indecentes y a la crisis de credibilidad que sufren muchas de las instituciones pasa necesariamente por la transparencia y por un mayor compromiso con nuestra democracia y nuestro Estado de Derecho. Por más y mejor democracia, y por habilitar cuantas medidas sean necesarias para que consigamos extirpar de raíz tantos comportamientos ajenos a la Política, a la Política de verdad en la que algunos creemos y defendemos", ha mantenido.
DEFENSA DE LOS CONSEJOS CONSULTIVOS AUTONÓMICOS
Por otro lado, ha defendido el papel de los consejos consultivos, y ha indicado que no se puede permitir que "con la excusa de la crisis" se "quiera prescindir de instituciones democráticas". La presidenta ha mostrado su posición contraria a la puesta en duda de la existencia de estos órganos y ha apuntado que existen "razones de fondo que se esconden detrás de algunas polémicas".
"Si los consejos consultivos autonómicos dejaran de hacer su función y las asumiera el Consejo de Estado, sería iluso pensar que ello podría suceder sin que previamente se aumentase la dotación, los recursos y el personal del Consejo de Estado", ha apuntado la líder del Ejecutivo andaluz, para quien el "centralismo" es "ineficiente".
En su opinión, tendría "poco sentido" que el mismo órgano que asesora a la administración general del Estado "lo hiciera simultáneamente a las comunidades autónomas", que detentan "unos poderes con tanta legitimidad constitucional como el de la propia Administración Central, lógicamente, en el ámbito de sus propias competencias".
"Pretender que con la complejidad de un sistema como el autonómico, en el que las comunidades autónomas tienen atribuidas constitucionalmente un amplísimo abanico de competencias, éstas no puedan contar con un órgano de asesoramiento o que éste sea el mismo que depende del Gobierno Central es, simple, lisa y claramente, colocar a las autonomías en situación de inferioridad, lo cual creo que atenta contra el espíritu de nuestra Constitución de 1978", ha incidido Díaz, quien ha considerado que detrás de las críticas a los consejos consultivos se esconde "toda una puesta en cuestión de nuestro estado autonómico y de la propia capacidad de autogobierno real que tenemos las comunidades autónomas".
En lo que respecta al de Andalucía, la presidenta de la Junta ha destacado la "a objetividad e independencia de los dictámenes" que se han emitido "y la celeridad en la tramitación de los informes".
"Todo ello, unido al capital jurídico y normativo que atesora esta institución, constituye un activo de extraordinaria relevancia y utilidad para afrontar los desafíos que los andaluces y andaluzas tenemos por delante, ese salto de modernidad que nos queda por dar para sacudirnos lacras y lastres que vienen de antiguo, de decisiones que en su día se tomaron, y que nos impiden todavía hoy, en pleno siglo XXI, dar todo lo que Andalucía lleva dentro, el inmenso potencial y talento que atesora nuestra tierra", ha indicado.