Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz anuncia que presentará un plan ante el Gobierno y la UE para hacer frente al desempleo

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado este miércoles en Madrid que presentará ante el Gobierno central y la Unión Europea un plan con medidas que permitan hacer frente al desempleo, un problema al que, según ha apuntado, no se puede hacer frente en solitario, sino que es fundamental la colaboración entre instituciones.
Durante su intervención en los Desayunos informativos organizados por Europa Press, Susana Díaz ha indicado que el problema de la alta tasa de paro en Andalucía y España requiere de soluciones "urgentes, profundas y duraderas", tienen que pasar por la reorientación del modelo productivo. Ha destacado que los presupuestos de Andalucía para 2015 vuelven a poner de manifiesto el compromiso de su Gobierno con la lucha contra paro, a través de un importante volumen de recursos.
Para Díaz, no nos podemos resignar ante problemas como el desempleo, la "principal obsesión" y la prioridad absoluta de su Gobierno. Ha señalado que quien diga que Andalucía, con un 35 por ciento de desempleo, tiene un grave problema, cuenta con su anuencia, pero quien no quiera ver que España, con cinco millones y medio de parados, también tiene un grave problema quien no lo quiera ver, "se equivoca de medio a medio".
Ha agregado que la situación se está agravando porque hay un deterioro vertiginoso de las relaciones laborales, que ha situado a España como el tercer país de la UE en número de trabajadores pobres, con un 12,3 por ciento de personas en esa situación.
Díaz ha querido dejar claro que ante el problema del desempleo no se puede hacer frente "autónomamente", sólo desde su Gobierno, sino que es precisa la colaboración entre administraciones. Las soluciones "urgentes, profundas y duraderas" que requiere este problema, según Díaz, pasa por reorientar el modelo productivo, por posibilitar financiación suficiente a las pymes y empresas, por apostar por la industria y también por contar con un sector público que mejore su eficiencia, que asegure unos servicios públicos de calidad y permita una regulación que facilite la creación y desenvolvimiento de nuestras empresas.
"Sabemos que todo esto no lo podemos hacer solos", ha indicado acto seguido Susana Díaz, quien ha anunciado que, no obstante, va a tomar la iniciativa y se va a dirigir al Gobierno y la UE, porque "las soluciones son posibles".
En su opinión, los recursos existen o pueden existir y de la misma manera que hay una crisis alimentaria en Europa, como la de las 'vascas locas', se movilizan ingentes cantidades de recursos para hacer frente la misma, ahora también se necesita una gran movilización de recursos que permitan la inversión pública en Europa que necesitamos para hacer frente al gran drama del desempleo.
Ha recalcado que ese esfuerzo inversor es imprescindible para Andalucía y también para España, que tiene que cambiar el paso desde el punto de vista económico y abordar "con seriedad de una vez por todas el drama del desempleo".
Para Díaz, a los ciudadanos españoles no se les puede seguir hablando de una "recuperación de cartón piedra" en la que ellos son "meros figurantes". Ha querido dejar claro que su Gobierno va a ayudar por la recuperación, que todavía hoy es "débil y frágil".
En cuanto a los presupuestos andaluces para 2015, que ayer aprobó el Gobierno autonómico, Díaz ha destacado que la inversión real crece casi en un 20 por ciento, lo que va a situar a Andalucía como la comunidad más inversora de España, al tiempo que es "compatible con seguir siendo un escudo que haga frente al aumento de desigualdades". "Estos presupuestos son el ejemplo de la estabilidad de Andalucía", según ha sentenciado la presidenta, quien ha querido dejar claro que esta tierra no será la que genere más incertidumbre a la que ya vive el conjunto de España.
Según Susana Díaz, pese a la propaganda del Ejecutivo nacional, la gente no está sintiendo la recuperación y ha indicado que tampoco vamos "nada bien" en lo que se refiere a la crisis de la desafección política.
BALANCE: "HE CUMPLIDO CON MI PALABRA"
Díaz ha hecho balance de sus trece meses al frente del Gobierno andaluz apuntando que ha cumplido con su palabra y con sus compromisos con los andaluces, en materias como la lucha contra la corrupción y el blindaje de los servicios públicos esenciales.
Hoy Andalucía, según ha señalado, cuenta con una sanidad gratuita y universal y en la educación se siguen manteniendo derechos como los libros de textos gratis, las becas al comedor y al transporte escolar, mientras que existen las tasas universitarias más bajas de toda España, al tiempo que se están manteniendo las becas y compensando las que han sido eliminadas por el Ministerio de Educación.
Asimismo, ha puesto en valor que hace varios meses se garantizó que todos los niños que lo necesitaran, recibiría las tres comidas al día en los centros educativos. Ha lamentado que por esa medida se calificara a Andalucía como una "región tercermundista", cuando unos meses después, el Gobierno británico anunció una medida similar.
Para Díaz, los ciudadanos necesitan servicios públicos eficientes y tener la tranquilidad de que cuando son atendidos en ellos, son una garantía de esa calidad. Ha indicado que si no queremos dejar el campo libre a aquellos que hablan del fracaso de la democracia construida a partir de la Constitución de 1978, no podemos dar pasos atrás ni permitir que se abra brecha de desigualdad. "La democracia no puede ser sinónimo de resignación, sino de avance y de progreso para todos", según ha apuntado Díaz, convencida de que hay un "gran margen para el consenso en torno a políticas sociales".
REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN
Durante su intervención, Díaz ha considerado además que, en el medio plazo, hay que aspirar a una reforma de la Constitución, si bien en el corto plazo hay que garantizar que haya una financiación adecuada para las comunidades autónomas, que se base en el coste promedio de los servicios públicos, ya que es la manera de garantizar la igualdad de los españoles.
Asimismo, ha estimado que hay que poner freno a la permanente "invasión" de competencias de las comunidades por parte del Gobierno central, lo que lleva a que permanentemente haya que recurrir al Tribunal Constitucional para defender nuestra autonomía y competencias.
"Urge y este país lo necesita cuanto antes que clarifiquemos qué competencias tiene cada administración y que, una vez clarificado, se respete con lealtad", según ha señalado Díaz.