Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torres insiste en que todo estaba supervisado por la Casa Real

Hoy el profesor de política de empresa ha sacado toda su artillería para defender sus negocios. Diego Torres ha asegurado en su segundo día de declaración en el juicio del caso Nóos que no podían hacerlo mejor. Insiste en que todo estaba supervisado por la Casa Real, incluida la ocultación de Iñaki Urdangarin en la fundación heredada de Nóos. Sobre el papel de la infanta Cristina y su mujer, Ana María Tejeiro, en el Instituto ha recalcado que ninguna lideró proyecto alguno. Aunque hay asuntos, como donde estaba la sede de Nóos, que no las tiene clara a pesar de ser el vicepresidente.