Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dignidad y Justicia pide que se desposea a Uriarte de sus títulos por "dulcificar el auténtico relato de ETA"

Dignidad y Justicia ha reclamado al Papa Francisco que "desposea de títulos inmerecidos" al obispo emérito de San Sebastián, Juan María Uriarte, por entender que "dulcifica el auténtico relato de miles de asesinatos y heridos ocasionados por ETA".
En un comunicado, Dignidad y Justicia se ha pronunciado de esta forma después de que Uriarte reclamara, al recoger el premio de la Fundación Sabino Arana, entregado por el PNV, la disolución de ETA al tiempo que pedía al Gobierno evitar que "dulcificara" la política penitenciaria para que el proceso no "se pudra".
Dignidad y Justicia ha criticado también el premio por llevar el nombre de Sabino Arana, fundador del PNV y que, según ha recordado esta asociación, es un reconocimiento "al odio y antisemitismo a lo español y todas sus víctimas del terrorismo".
Para Dignidad y Justicia resulta "impresentable" que tan alto representante de la Iglesia decepcione a tantos católicos al pedir al Gobierno que dulcifique la política penitenciaria "sin importarle nada que sea ETA la primera que dé el paso de disolverse y entregar las armas".
"Señor Uriarte, aquí no ha habido ninguna guerra ni exterminio como el propugnado por Sabino Arana, por eso le exigimos que deje de prostituir el lenguaje tal fariseos en la época de Cristo", ha reclamado Dignidad y Justicia, quien ha añadido que unas víctimas han recibido "el exterminio de una organización terrorista y otras recibieron muertos intentando asesinar".
Esta asociación concluye su escrito pidiendo la mediación del Papa Francisco, "quien pelea por la verdad y la justicia de los desfavorecidos", para que desposea de "títulos inmerecidos" tanto a Juan María Uriarte como a José María Setién, por "el dolor que han provocado y provocan hoy a las verdaderas víctimas del terrorismo".