Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite el ministro de Interior de Japón

Fotografía tomada el 24 de septiembre de 2008 que muestra al ministro japonés de Asuntos Internos y Comunicaciones, Kunio Hatoyama, hablando durante una conferencia de prensa después de su nombramiento como ministro. Hatoyama renunció hoy, 12 de junio, por su desacuerdo con sus compañeros miembros del partido. EFEtelecinco.es
El ministro de Interior japonés, Kunio Hatoyama, presentó hoy su dimisión al primer ministro, Taro Aso, por desacuerdos con la actual dirección del servicio postal, a pocos meses de las elecciones generales.
Taro Aso aceptó poco después la dimisión de Hatoyama, con quien se reunió a primera hora de esta tarde, según la agencia local Kyodo.
El ex ministro, hermano del actual jefe de la oposición, Yukio Hatoyama, ha mantenido un largo tira y afloja con Yoshifumi Nishikawa, presidente de Japan Post y uno de los responsables del gigantesco proceso de privatización de esas entidades que comenzó en 2007.
El ministro de Interior, uno de los pesos pesado del gubernamental Partido Liberal Demócrata (PLD), pidió repetidamente la dimisión de Nishikawa por la venta de Kampo-no-yado, una de las empresas del servicio postal a la espera de ser privatizada.
Hatoyama pedía que Nishikawa se responsabilizase del polémico proceso que ha rodeado la venta de Kampo-no-yado, ya que cree que aceptó vender la compañía por un precio menor a su valor real y que el procedimiento no se realizó con la transparencia necesaria.
Poco después de dimitir, Hatoyama aseveró: "La historia probará que tenía razón" y añadió: "No puedo tolerar a alguien que hizo cosas sucias por mis valores políticos".
El titular de Interior se había encontrado con la oposición de los administradores del servicio postal nipón y de su propio partido, que consideraba la salida de Nishikawa como un paso atrás en su plan de privatización de los activos y entidades del grupo postal.
Hatoyama, hermano menor del jefe de la oposición nipona, tiene la responsabilidad final sobre las empresas del servicio postal que aún son públicas y se opuso a la venta de Kampo-no-yado, un gestor de establecimiento residenciales para los poseedores de pensiones del servicio postal.
La dimisión de Hatoyama enfrenta a Aso y a su partido a una nueva fractura interna a pocos meses de las elecciones, que deberán ser convocadas antes de septiembre de este año y podrían conducir a un vuelco histórico en las cinco décadas de hegemonía del PLD.
Este es el tercer ministro de Taro Aso que dimite en menos de un año, tras el titular de Transportes, Nariaki Nakayama, en septiembre de 2008 y en febrero el de Finanzas, Shoichi Nakagawa, que salió de Ejecutivo por un nuevo escándalo.
Nishikawa fue puesto al frente del Japan Post por el ministro de Interior durante el mandato de Junichiro Koizumi, jefe de Gobierno entre 2001 y 2006.
El Japan Post integraba a la mayor caja de ahorros del mundo y tenía 25.000 oficinas y más de 260.000 empleados, y su proceso de privatización, todavía no concluido, fue una de las grandes apuestas reformistas de Koizumi, que encontró una fuerte oposición en su partido.