Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diputación de Castellón elimina una vicepresidencia y reestructura equipo de gobierno tras apartar a su vicepresidente

Después de saber que los terrenos en los que estaba proyectada una depuradora en Borriol son propiedad de su hijo.
El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha decidido eliminar una de las cuatro vicepresidencias de la institución provincial y reestructurar el equipo de gobierno tras apartar de sus competencias la pasada semana al exvicepresidente Francisco Martínez después de conocer que la titularidad de los terrenos sobre los que estaba proyectada la depuradora del municipio de Borriol es de una empresa perteneciente a su hijo.
Moliner ha destacado este lunes en rueda de prensa la "determinación y contundencia" con la que se ha actuado en este tema y, al respecto, ha señalado que "las mejores explicaciones son las decisiones". "Mi decisión ha sido clara y contundente y, a partir de ahí, las explicaciones que tengan que dar el diputado Martínez o el alcalde de Borriol, algunos ya las han dado y otros las podrán dar ellos mismos", ha añadido.
Así, ha detallado que las otras tres vicepresidencias seguirán dirigidas por Miguel Barrachina, Andrés Martínez y Esther Pallardó. En el caso de Barrachina, ha destacado su "sobrada muestra de capacidad de trabajo, compromiso y lealtad con el proyecto de la provincia", mientras que --según ha dicho-- Andrés Martínez "está realizando un trabajo ejemplar al frente de Turismo y tiene toda mi confianza, al igual que Pallardó, que está realizan una tarea magnífica al frente del área social".
Moliner ha señalado que el área de Infraestructuras y Cooperación que llevaba Francisco Martínez será ocupada por Héctor Folgado, del que ha resaltado su "capacidad de gestión, talante para alcanzar acuerdos, honestidad y lealtad inquebrantable", mientras que el área de Cultura que abandona Folgado la asumirá José Luis Jarque, al que apoyará José Pons en Imprenta, Documentación, Publicaciones y Arqueología.
Finalmente, el área de asistencia a municipios la ocupará el diputado Pablo Roig, apartado que Moliner ya pensaba reforzar "teniendo en cuenta la Ley de Administración Local". Según ha dicho el presidente de la Diputación, con estos cambios se intentará dar "un puntito más de marcha a la capacidad de gestión de la institución".
COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN
Preguntado por si va a crear la comisión de investigación que ha demandado Compromís en relación con la destitución de Martínez, el presidente de la Diputación ha señalado que todos los grupos de la oposición tienen a su disposición todos los expedientes que se han aprobado en la institución para poder consultarlos, aunque ha advertido de que no cuenten con él "si alguien pretende organizar un espectáculo circense de esto".
"La decisión tomada tiene un carácter claramente ejemplarizante y deja bien clara cuál es la actitud que desde esta Presidencia se ha tomado y se va a tomar respecto de las decisiones que, en el ejercicio de la delegación que he transferido a los diputados, ellos hagan en nombre de la institución", ha añadido Moliner, quien ha señalado que partir de que los grupos de la oposición consulten los expedientes que quieran "aceptaré cualquier conclusión o demanda que se pudiese plantear".
Interpelado sobre si ha detectado alguna otra operación de este tipo en la Diputación, ha manifestado que él tomó la decisión "para que eso no se produjera en este caso, con rapidez, contundencia, serenidad y seguridad de lo que estaba haciendo", a la vez que le consta que en el tiempo en que él ha delegado en favor de los diputados "no se ha producido circunstancia alguna en este sentido".
Respecto a la situación en la que se encuentra actualmente Francisco Martínez, Moliner ha indicado que el acta es personal y él tiene condición de diputado del PP, "condición que no se ha alterado en ningún caso". En cuanto a si debe dejar el acta, Moliner ha señalado que "eso es una cuestión personal suya", mientras que respecto a las responsabilidades del exvicepresidente en el PP ha dicho que "lo que ha ocurrido es una cuestión que se circunscribe al ámbito de la Diputación".
Javier Moliner, que ha explicado que la decisión de apartar a Martínez se produce a raíz de una llamada del alcalde de Borriol, Adelino Santamaría, en la que le transmite la situación, ha apuntado respecto al primer edil que "lo único que me preocupa es que tengamos una solución para que la depuradora se pueda ejecutar cuanto antes, y yo asumo mi compromiso de que esta infraestructura no sufrirá ningún retraso y, a partir de ahí, las responsabilidades están totalmente asumidas y decididas".
"MÁS LEJOS Y PRONTO QUE NADIE"
Así mismo, Moliner, que ha dicho que tiene la sensación de "haber llegado más lejos que nadie y más pronto que nadie", ha apuntado que el alcalde de Borriol también dejó "clara" su postura "con su actuación contundente retirando del pleno el punto del día relacionado con los terrenos para la depuradora".
Preguntado si respalda la actuación del alcalde, ha asegurado que respalda "que retirara del orden del día del pleno la compra de los terrenos, pues de forma inmediata le trasladé la orden de que suspendiese la compra de la parcela y buscásemos una fórmula para hacer la depuradora sin utilizar esa parcela".
Respecto a si en mandatos anteriores se han podido producir asuntos como éste, Moliner ha dicho que no puede saber lo que ha ocurrido antes, aunque sí ha señalado que tiene "muy claro" que "la ciudadanía pide de la clase política una ejemplaridad a tiempo completo y que seamos capaces de llevar la ética política como razón de ser de nuestra presencia en un cargo público, por tanto intentaré que yo y los que está conmigo hagan las cosas bien y cuando eso no ocurra, tomar las decisiones pertinentes, como he hecho en este caso".
Finalmente, Moliner ha manifestado que afronta este martes la Cumbre de Alcaldes con los principios de "honestidad, humildad, vocación de servicio y de trabajo" por los ayuntamientos, "en la que me gustaría que fuésemos capaces de trazar las líneas de futuro de colaboración entre la Diputación y los ayuntamientos".
En este sentido, ha lamentado la decisión del alcalde de Vila-real de no acudir a la cita, así como de ser el único municipio que no ha querido adherirse a la Central de Contratación de la Diputación. "Pese a ello, seguiremos apoyando al ayuntamiento y a la ciudad", ha dicho Moliner.