Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Diputación de Granada llevará al Juzgado una posible malversación de fondos en anteriores mandatos

El presidente de la Diputación de Granada, Sebastián Pérez (PP), ha anunciado en el pleno ordinario de este jueves que llevará al Juzgado de Guardia una serie de proyectos emprendidos durante los anteriores mandatos en los que a su juicio se ha podido dar una supuesta malversación de fondos públicos.
Pérez ha realizado este anuncio a raíz de una moción presentada por el grupo socialista dirigida a fomentar la transparencia de los cargos públicos de la institución y ha retado tanto a los socialistas como al grupo de IU a acompañarle al juzgado de guardia, donde se pedirán "responsabilidades políticas y penales para todos".
Tras hacerse público el cobro de dietas supuestamente abusivas en el anterior mandato --cuando gobernaban PSOE-IU-- y de una presunta duplicidad de facturas, Pérez ha indicado que "ya se han dado instrucciones para que el Gobierno provincial acuda a los tribunales" a fin de que se investiguen "los escándalos económicos en los que se han visto envueltos determinados proyectos", así como "las tropelías, atropellos y presuntos delitos de malversación de los fondos públicos de esta institución provincial".
"Vamos a llegar hasta el final y espero que los representantes del grupo socialista ratifiquen sus palabras. Por eso, pido a los miembros de los grupos de PSOE e IU que me acompañen al juzgado de guardia para presentar toda la documentación y pedirle a su señoría que las responsabilidades políticas y penales sean para todos, porque se ha estado jugando y abusando del dinero de los granadinos y eso no se puede tolerar", ha manifestado.
Así, ha sostenido que quien la haya hecho, "la pague" y que "los disparates y barbaridades cometidos salgan cuanto antes y Granada conozca la verdad". "Eso es transparencia y al PSOE no le agrada y no le gusta. El problema no es la chocolatina o la bolsa de snack. Es un problema de ética, decencia y moral política. Y eso se tiene o no se tiene, y me temo que los ciudadanos ya tienen muy claro qué es lo que le está ocurriendo en este momento al PSOE granadino", ha apostillado.
TRANSPARENCIA
A juicio de Pérez, "el grupo socialista tiene perdido el debate de la transparencia" y le ha advertido de que "cada vez que traigan una moción en ese sentido va a tener la misma situación de complejidad que tiene en este momento".
Así, ha recordado a la oposición que para ser diputado provincial hay que declarar qué ingresos constan en la declaración de la renta, porque si no, el secretario general de la Corporación no permite tomar posesión en este salón de plenos".
Por otro lado, ha afirmado que el PSOE ha hecho el "ridículo" al hablar con "datos falsos" sobre los ingresos del presidente de la Diputación, al que se situó en el club de los 100.000 euros: "Bastó sacar a la luz pública el documento firmado por el anterior presidente y el que yo mismo tuve que firmar al sentarme en la presidencia para que se viera que quien cobraba esos 100.000 euros era Caler y que el sueldo del actual presidente está por debajo del 25 por ciento", ha recalcado.
Respecto a la intervención del portavoz adjunto del grupo socialista, Gerardo Sánchez, sobre la transparencia de los cargos públicos, le ha preguntado por qué no reclamó esa transparencia cuando era alcalde de Armilla y no hizo públicas las declaraciones de la renta de sus concejales. "Y por qué no se pronunció cuando en el mes de julio una sentencia condenaba a prisión a compañeros de Armilla que estaban sentados en el pleno de la Diputación y en el Ayuntamiento de Armilla", ha interrogado.
Por último, ha instado a los socialistas a no culpar "a los demás y a no darse golpes de pecho" cuando "han estado ocho años cobrando esas dietas y sobresueldos sin decir ni una palabra".