Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diputada de Podemos cree que habrá "acuerdo de Gobierno" con Sánchez y que la legislatura dependerá de consensos

La diputada de Podemos y coportavoz de Equo, Rosa Martínez, cree que habrá "acuerdo de Gobierno" alternativo al PP, aunque se verá "en qué sentido", y considera que la duración de la legislatura dependerá de los consensos que haya. Además, ha afirmado que "lo que está claro" es que no habrá otro Ejecutivo del Partido Popular, y es lo que hay que "valorar como un resultado positivo de las elecciones".
En una entrevista concedida a Herri Irratia-Radio Popular, Martínez ha manifestado que una repetición de los comicios "no le interesa a nadie en este momento y no sería bueno para nadie, ni para los partidos ni para la sociedad". "Yo creo que, finalmente, sí habrá un acuerdo de gobierno, veremos en qué sentido y, luego, lo que dure esa legislatura dependerá también de los acuerdos que haya", ha añadido.
A su juicio, "lo que está claro y es una buena noticia es que no habrá otro Gobierno del PP y eso es algo a valorar como un resultado positivo de estas elecciones".
La diputada ha afirmado que Podemos no ha puesto "líneas rojas", sino que son "etiquetas" que se ponen "a esta baile de intercambio de posiciones que hay previo a negociaciones o a cualquier tipo de conversaciones que puedan darse".
Rosa Martínez considera que el PSOE ha querido dar la impresión de que las diferencias con Podemos se circunscribían al derecho a decidir. "Hay muchas más. ¿Estaría, por ejemplo, el PSOE a legislar contra las puertas giratorias?, ¿estaría dispuesto a una legislación mucho más estricta en cuanto a financiación y fundación de partidos?, ¿estaría dispuesto a reformar la Ley Electoral?", ha preguntado.
En este sentido, ha expresado sus "dudas" en que el Partido Socialista "acepte todos y cada uno" de los puntos que su candidatura defendió en campaña electoral.
DERECHO A DECIDIR
"Lo que no se puede decir es que la plurinacionalidad, el derecho a decidir es la única cuestión que rompe España. Lo hemos dicho muchas veces, lo que rompe España es la desigualdad, la pobreza, la corrupción, la falta de proyecto de país y de sociedad para ver hacia dónde vamos y cómo nos ponemos a trabajar por los derechos de las personas", ha precisado.
Sobre la iniciativa del PP para que en el Congreso todos "se retraten" en torno al derecho a decidir, cree que podría pretender "socavar" las relaciones entre Podemos y el PSOE.
"Podría ir por ahí, pero, una vez más, es una evidencia de que el PP pone el acento y subraya lo que menos impacto tiene en la vida de las personas. Me habría gustado que el Partido Popular hubiera sacado una propuesta en torno a los derechos, al empleo o a la corrupción, pero pone el acento en la autodeterminación", ha apuntado.
Martínez cree que hay que replantearse el modelo productivo existente, "que no es capaz de generar empleo" y ver cómo se pueden "atajar y garantizar los derechos mínimos". "Eso debería estar en el centro de las políticas y espero que así sea por conciencia y responsabilidad política", ha manifestado, para abogar por "cambiar el sistema político, social y económico".
GAROÑA
En cuanto a Garoña, la diputada de Podemos ha manifestado que "no deja de ser curioso que el PSOE, que ha sido parte del problema y en su momento tuvo la oportunidad de cerrar definitivamente" la central, "no lo hizo". "Y ahora se presenta como adalid, liderando una exigencia de cierre que existe en la sociedad. Es otra de las contradicciones a las que el PSOE tiene que hacer frente ahora", ha dicho.
A su juicio, lo que frenaría una posible reapertura de la central sería "una presión política y social". "No acabamos de ser conscientes de que es vieja, ahí tenemos el ejemplo de Fukushima, y de que la solución no va por ahí, que la transición energética tiene que pasar por apostar por las renovables y no estar constantemente yendo a fuentes de energías que se demuestran obsoletas, peligrosas, contaminantes y que no crean riqueza ni social ni ecológica", ha apuntado.
En este sentido, ha apostado por "la transición a un nuevo modelo energético limpio, basado en el sol, en el viento, que contamine menos y sea mucho más eficiente".