Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diputado del PP critica que EEUU y el cardenal de La Habana no censuren la represión a la disidencia

El presidente de la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de relaciones con el Tribunal de Cuentas, el diputado del PP Teófilo de Luis, ha asegurado que ha habido un aumento de la represión en Cuba con vistas a la visita del presidente estadounidense Barack Obama y ha lamentado que ni la delegación norteamericana ni el cardenal arzobispo de la Habana, Jaime Ortega, hayan hecho declaraciones al respecto.
El diputado del PP, natural de la Habana y muy próximo a la disidencia cubana, ha indicado que en los dos últimos meses "se han incrementado los actos represivos" en Cuba con vistas a la visita de Obama, y que en los últimos días se ha actuado también contra las Damas de Blanco, sin que se hayua producido reacciones desde Estados Unidos ni el arzobispado.
SÓLO INTERESA EL NEGOCIO
En declaraciones a Europa Press, Teófilo de Luis cree que parece que "sólo interesa vender y hacer negocio" y que no preocupan los derechos humanos, lo cual considera "una inmoralidad". "Yo personalmente no puedo quedarme callado, mi escaño no queda callado. el compromiso con la libertad de Cuba y otros países oprimidos está en el ADN de mi partido y mi ideología, y por eso no puedo permanecer callado", ha enfatizado.
Es más, recuerda que si el viaje de Obama y la flexibilización de las relaciones con el régimen comunista cubano persigue una reactivación de la economía cubana, debe tenerse en cuenta a la mano de obra y beneficiar al pueblo trabajador, cuyas condiciones de trabajo y retribuciones son fijadas actualmente desde una empresa estatal y ofrecidas así a los empresarios extranjeros.
"Los empresarios que pretendan invertir en Cuba no pueden hacerlo en esas condiciones --protesta--. No pueden invertir admitiendo la mediación del gobierno cubano ni explotando la mano de obra. La responsabilidad social corporativa de las compañías inversoras tiene que estar presente, y hay que hacérselo ver así a Raúl Castro".