Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diputados socialistas ven hoy "imposible" un acuerdo con Podemos y algunos piden "más caña" a Iglesias

La bancada socialista ha recibido con indignación el agrio discurso que ha dedicado al PSOE el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante el debate de investidura de Pedro Sánchez. Muchos diputados consultados por Europa Press creen que hoy es "imposible" que ambos partidos se pongan de acuerdo y algunos empiezan a pedir "más caña" al líder del partido morado.
Lo que ha encendido a los socialistas ha sido la grave acusación final lanzada por Iglesias al ex presidente de Gobierno Felipe González, de quien ha dicho que está "manchado de cal viva", pero, al margen de esta 'perla', todos han visto una intervención cargada de insultos a su partido. "Se ha pasado de frenada", apuntaban varios diputados.
Con todo, otra parlamentaria socialista aseguraba que este discurso no puede generar sorpresa, porque Iglesias "lleva dos años insultando" al PSOE y a sus dirigentes. Eso sí, todos coinciden en que este miércoles el líder de Podemos ha arremetido contra ellos de una manera que hace muy difícil que puedan sentarse en una mesa de negociación.
Aunque algunos miembros de la dirección insisten en que todavía hay tiempo para pactar si se habla de políticas concretas, la mayoría de los diputados socialistas coinciden en que a día de hoy no es posible llegar a acuerdos con Podemos. E incluso descartan un futuro voto favorable, más allá del próximo viernes.
Así las cosas, hay quien ya empieza a pedir "más caña" a Iglesias y han apuntado que, si hay que ir a nuevas elecciones, el tono tiene que endurecerse. "De perdidos al río", afirmaba una diputada socialista.
SÁNCHEZ NO PODÍA "PISAR EL BARRO"
Pero, en general, la mayoría de los diputados consultados han coincidido en que Sánchez ha hecho bien en no "pisar el barro" y no entrar en el "cuerpo a cuerpo" contra Iglesias. Si lo hubiera hecho, dicen, hubiera caído en su "juego sucio" y al no entrar en las "descalificaciones", le ha puesto aún más "en evidencia". "No podía hacer otra cosa", señalan.
Sin embargo, ha habido quien ha echado de menos una defensa más cerrada del expresidente del Gobierno, más allá de la afirmación de Sánchez asegurando que se siente "muy orgulloso" de él. A juicio de estos diputados, no habría estado de más exigir al líder de Podemos que retirara esas palabras, que son una "falsedad".
Al margen de estas puntualizaciones sobre la contundencia de la respuesta, la actuación de Sánchez en el pleno de investidura ha sido muy bien valorada por los suyos. Los socialistas creen que su líder ha estado en su sitio, "contenido" y poniendo encima de la mesa sus propuestas y ofreciendo un cambio que deje atrás las políticas del PP.
Así, creen que este debate ha servido para "fidelizar" a los votantes socialistas, e incluso para atraer a muchos que se habían ido a Podemos, y que pueden estar dolidos con los "insultos" al expresidente del Gobierno, pero también por la defensa que ha hecho Iglesias del dirigente abertzale Arnaldo Otegi.
Al mismo tiempo, también han valorado muy positivamente el papel del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha centrado su discurso en cargar contra el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy. Creen que con su denuncia de la corrupción del PP y su invitación a la regeneración, ha comenzado a atraerse a votantes 'populares'.
Y es que en el ánimo de muchos está este miércoles que va a haber que volver a las urnas. "Vamos a elecciones", afirman algunos diputados socialistas, mientras otros, más optimistas, esperan movimientos en las próximas semanas.
Prácticamente nadie ve "margen" para el acuerdo de aquí al viernes, pero sí hay quien subraya que hasta el 3 de mayo quedan dos meses y Podemos es capaz de "cambiar de posición" en sólo 24 horas. Eso sí, hoy, en la primera votación, el ánimo de muchos es que es muy difícil llegar a acuerdos.
"Muchos socialistas han visto hoy imposible una vía de negociación con Podemos tras oír la intervención de confrontación y odio de Pablo Iglesias", ha resumido en Twitter el diputado donostiarra Odón Elorza, para quien el recurso a los GAL de Iglesias ha sido "un ejercicio de soberbia y ruptura".
Así lo han señalado otros diputados y dirigentes socialistas en la misma red social, en la que han denunciado al minuto el discurso "cargado de odio" del líder de Podemos.
"Sí, a Iglesias se le ve muy conciliador y con muchas ganas de pactar y tender puentes", ha ironizado el secretario de Cultura y Movimientos Sociales del PSOE, Iban García. "Iglesias nos tiende la mano desde la cal viva...", ha escrito por su parte el diputado por Madrid Rafael Simancas.