Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Domènech dice que un gobierno del PSOE, Podemos y Ciudadanos "no sería asumible"

EL rey recibe a  Xavier Domènech, de En Comú-PodemCasa Real

El diputado de En Comú-Podem en el Congreso, Xavier Domènech, ha afirmado que un gobierno del PSOE con Podemos y Ciudadanos "no sería una alternativa asumible" para su formación. "Una alternativa del PSOE con Ciudadanos no responde para nada a aquello que expresamos nosotros", ha argumentado.

Domènech se ha pronunciado así al ser preguntado por la posibilidad de un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para formar gobierno, que podría salir adelante con la abstención del grupo de Podemos. El diputado de En Comú ha opinado que ese es un escenario de "política ficción" y no ha aclarado si se plantearía abstenerse.
Sin embargo, ha remarcado que "no seria una alternativa asumible" porque no representa lo que expresa su formación. "Pero estamos adelantando escenarios que no se han dado ni se han construido, nadie ha hablado", ha añadido.
"PROGRAMAS ANTITÉTICOS"
Domènech ha dicho que lo que plantea ahora el PSOE es que "quiere hablar a su derecha y a su izquierda", es decir con Ciudadanos y con Podemos, aunque tengan programas "bastantes antitéticos". "Difícilmente podremos compartir una alternativa, es en lo único en lo que coincidimos con Ciudadanos ahora mismo", ha dicho, aunque considera que "aun queda mucho camino para recorrer en construir esa alternativa".
Preguntado por si en su grupo estarían dispuestos a apoyar desde fuera un hipotético gobierno de Sánchez y a rebajar la demanda de entrar en ese Ejecutivo, Domènech ha eludido contestar y ha dicho que "avanzar eso cuando aun nadie se ha sentado en una mesa a hablar es casi imposible". Además, ha explicado que su propuesta de construir una alternativa con el PSOE pasa por "hacer a todos correponsables de la misma" y no consiste solo en algo "programático", sino en una alternativa de Gobierno.
Sobre la condición de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, el diputado ha dicho que no se puede renunciar a algo que se cree profundamente como una solución: "No podemos renunciar a algo que creemos que es profundamente la solución para el conflicto entre Cataluña y España", ha dicho, aunque ha admitido que una consulta "no es una línea roja para sentarse a hablar". "Creemos que podemos convencer al PSOE de que es la mejor opción y queremos escuchar las suyas", ha añadido.