Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Domènech (ECP) avisa de que su proyecto "no está en tránsito" al independentismo

El candidato de EnComúPodem (ECP), Xavier Domènech, ha replicado este martes a ERC y CDC que su proyecto territorial pivota sobre el referéndum y "no está en transito" hacia el independentismo, y ha reclamado hablar de tú a tú con el resto de propuestas.
Lo ha dicho en una conferencia de más de una hora en Barcelona ante 250 personas, en respuesta a los republicanos y convergentes que creen que ECP no conseguirá el referéndum y acabará optando por un Estado propio: les ha respondido que su referéndum "no es instrumental" para ganar comicios, sino estratégico para conseguir, con los pueblos del Estado, soberanía social y nacional.
El candidato ha narrado cómo una parte del catalanismo político ha sufrido una "mutación hacia el independentismo, que ahora ya no quieren construir Catalunya hacia dentro y hacia fuera" con el resto de pueblos de España, sino sólo hacia dentro, y asegura que esa ideología es respetable y ha ganado mucha fuerza, pero se ha dejado muchas cosas atrás.
Ha atribuido a la crisis y a las políticas del Gobierno parte del crecimiento del independentismo, y ha observado en CDC otra mutación obligada por la defensa de una ideas liberales con las que está de acuerdo --citando como ejemplo la ley de estabilidad presupuestaria aprobada por el PP y CDC en el Congreso-- pero que restan competencias a las autonomías: "Es un movimiento recentralizador difícilmente defendible junto con un proceso de independencia".
Ha lamentado que el proceso independentista actual sea "excluyente" con quien no lo secunde, lo que ve demostrado con las advertencias de que sólo con la independencia se conseguirá el resto de reivindicaciones sociales, y ha lamentado que desde ese proceso se hable de hacer pedagogía a quien no lo apoya, porque eso supone asumir una falta de comprensión del interlocutor y no que piensa diferente.