Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Domènech asevera que el enrocamiento y la falta de diálogo han convertido la cuestión de Cataluña en "un sainete"

El portavoz de En Comú Podem, Xavi Domènech, ha asegurado que la posición por parte del Gobierno, y de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, de "enrocamiento y falta de diálogo" ha convertido la cuestión de Cataluña en "un sainete".
En la reunión de 'Rumbo 2020' celebrada en Madrid por Podemos, Doménech ha explicado que su formación consideró "bueno y positivo" que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acudiese al Congreso "para explicar su proyecto", y ha señalado que si "se hubiese trabajado conjuntamente con diversos grupos políticos de la cámara, se hubiera podido dar un debate en la mesa que podría haber ayudado a encontrar una salida".
"Ante el conflicto abierto entre Cataluña y el Gobierno es momento de mirar más allá, de desenrocar, de construir una alternativa que asuma plenamente la plurinacionalidad de Estado y el derecho a decidir, para poder salir de este conflicto", ha asegurado.
En esta misma reunión, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha explicado que ha invitado a Domènech para "escuchar su ponencia y debatir a partir de ahí" y ha manifestado que su posición es la de que "España es un país plurinacional" y que hay que buscar las alternativas políticas "que permitan tejer un proyecto de fraternidad".
"En un momento como éste hacen falta valores republicanos, que son absolutamente transversales a la sociedad y que son capaces responder a tres desafíos. El desafío contra la corrupción para limpiar las instituciones de corruptos y asegurar la independencia judicial, el desafío de las políticas sociales que asegure que el bienestar es una obligación que tienen los poderes públicos y el desafío de articular un proyecto de país donde todo el mundo tenga sitio y donde Cataluña como nación pueda tener su reconocimiento", ha apostillado Iglesias.