Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EA defiende su "identidad propia" dentro de EH Bildu y aboga por "revitalizar el soberanismo"

Eusko Alkartasuna ha defendido este sábado, con motivo de la celebración de su XI Congreso extraordinario, su "identidad propia" dentro de la coalición EH Bildu y ha apostado por "revitalizar el soberanismo".
La formación integrada en EH Bildu ha celebrado en Bilbao su XI Congreso en el que se ha debatido la ponencia política "Eusko Alkartasuna en el siglo XXI. Adecuación de la línea política a los retos de futuro".
Bajo el lema 'Erabaki Orain!', ha asistido al cónclave, celebrado en el Bizkaia Aretoa, alrededor de 300 compromisarios que han defendido las diferentes enmiendas presentadas a la ponencia. Las conclusiones que se adopten serán trasladadas próximamente, tanto a EH Bildu como a la sociedad vasca.
Según ha destacado la formación, el objetivo de la cita ha sido "articular el partido independentista en la mejor herramienta para trabajar y aportar al país como formación con identidad propia y desde su compromiso estratégico con EH Bildu y EH Bai".
De este modo, el secretario general de Eusko Alkartasuna, Pello Urizar, ha descartado la posibilidad de que en el futuro EH Bildu se fusione dentro de un único partido.
Por otro lado, ha subrayado la importancia del Congreso en el actual momento político del país, "cuando estamos inmersos en una reflexión para conseguir hacer de EH Bildu la mejor herramienta posible para trabajar por la soberanía de Euskal Herria".
Por ello, ha afirmado que "la reflexión de la militancia de Eusko Alkartasuna, que hizo posible la formación de la coalición soberanista y constituye una de sus bases, tiene un peso e importancia política innegable".
Por otro lado, Urizar ha advertido asimismo que la sociedad vasca ha cambiado en cinco años y, en la actualidad, "está desconectada de las viejas formas de hacer política", motivo por el que Eusko Alkartasuna "también debe adaptarse".
Del mismo modo, ha remarcado que la actual coyuntura de crisis economica coincide "con la idea de fin de ciclo de la transición", por lo que ha defendido la necesidad de "revitalizar el soberanismo para impulsar también un nuevo modelo socioeconómico".