Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EH Bildu denuncia la pretensión de "imponer homenajes y duelos ajenos al sentir mayoritario de la sociedad vasca"

EH Bildu ha denunciado la pretensión de "imponer homenajes y duelos ajenos al sentir mayoritario de la sociedad vasca", ante el anuncio de la Fiscalía de abrir diligencias contra el diputado General de Guipúzcoa, Martin Garitano, y el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, por no cumplir el luto oficial por el fallecimiento del ex presidente Adolfo Suárez.
En un comunicado, la coalición abertzale ha considerado que la apertura de diligencias "constituye un nuevo capítulo del esperpento y la campaña inquisitorial que, en nombre del Estado, protagoniza" el delegado del Gobierno en Euskadi, Carlos Urquijo, "contra Euskal Herria".
A su juicio, "pretender imponer a la sociedad vasca el cumplimiento de un duelo en homenaje a un presidente de un Estado que nos niega como pueblo y rechaza nuestro derecho a decidir es, además de un ejercicio antidemocrático, una demostración de prepotencia".
"Es la misma lógica que sustenta las palabras de ayer de Rouco Varela, la pretensión de nominar a la estación de Vitoria con el nombre del presidente que gobernaba cuando las FSE asesinaron a cinco obreros el 3 de marzo o la imposición de símbolos y banderas ajenas", ha remarcado.
Para EH Bildu, "personajes obsesivos y antidemocráticos al servicio de Madrid como Urquijo están de sobra en Euskal Herria". Además, ha manifestado su preocupación por el hecho que desde los gobiernos vasco y navarro "se haya dado cobertura a un decreto que nos imponía duelos, ceremonias y homenajes que contribuyen a legitimar el status quo del Estado que niega a Euskal Herria como sujeto político".
Finalmente, la coalición soberanista ha reiterado su negativa a "legitimar ningún ejercicio de pleitesía que ignora la lamentable situación de involución de un Estado a la deriva con un evidente déficit democrático".