Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EH Bildu seguirá "sentada" en la ponencia de paz y asegura que su apuesta por lograr la pacificación es "total"

Ugarteburu no entiende "la escandalera" por la presencia de Sortu en el homenaje de Korta y dice que seguirán "al lado" de las víctimas
La portavoz de Sortu en Bizkaia y parlamentaria de EH Bildu, Maribi Ugarteburu, ha asegurado que la coalición soberanista seguirá "sentada" en la ponencia de paz y convivencia del Parlamento vasco, y ha considerado que, "si hay algún agente político que esté haciendo una apuesta total, pagada con cárcel incluso", por lograr un escenario de pacificación, "es la izquierda soberanista en sus diferentes expresiones".
En una entrevista concedida a Europa Press, Ugarteburu ha asegurado que no entienden, en absoluto, "la escandalera" que ha generado por la presencia de dirigentes de Sortu, como Pernando Barrena, en el homenaje del José María Korta, empresario asesinado por ETA, y ha asegurado que su voluntad es estar "constantemente al lado de todas las personas que han sufrido la violencia, de una forma u otra".
"A algunos les ha parecido que Sortu ha estado este año por primera vez presente en el homenaje de Korta y no es verdad. El año pasado representantes de EH Bildu en todas sus expresiones, Sortu incluida, estaban en Zumaia. Y que yo recuerde no se montó tanta escandalera", ha apuntado.
A su juicio, "parece que a algunos les molesta que se den pasos significativos hacia el diálogo, hacia el reconocimiento del sufrimiento de todas las víctimas que ha habido en este conflicto y que no se acepta que ese esfuerzo se está haciendo por parte de algunos agentes y de otros no".
"Nosotros vamos a seguir en esa vía, en esa apuesta, y, como estuvimos en Zumaia, estaremos presentes constantemente al lado de todas las personas que, o bien han sufrido en sus carnes la violencia de una forma o de otra, o la siguen sufriendo", ha añadido.
A su juicio, "no se puede hablar sólo en pasado", sino que también "hay que hablar presente", en referencia a la dispersión de los presos, y ha destacado que "cientos de familias en este país todavía, a día de hoy, cada semana tienen que recorrer miles de kilómetros para estar con su familiar, jugándose la vida".
LIBERTAD PARA PRESOS ENFERMOS
Además, ha subrayado que once reclusos "tienen diagnósticos médicos graves, irreversibles, incurables y dos de ellos están en situación extremadamente grave, Ibon Iparragirre y Ventura Tomé", que deberían "ser puestos en libertad".
También se ha referido a las declaraciones realizadas por el jeltzale Joseba Egibar, que aseguró que desconoce para que va la izquierda abertzale a homenajes como el de Korta, si la izquierda abertzale no reflexiona en el sentido de reconocer la injusticia de la violencia ante las víctimas.
Para Maribi Ugarteburu, "parece que a algunos portavoces políticos les molesta muchísimo el nuevo escenario político y, tristemente, Egibar es uno de ellos". "Creo que demuestra una altura de miras bastante pobre al decir eso, porque, si hay algún agente político que en los últimos años esté haciendo una apuesta política total, pagada con cárcel incluso, por poner todas las cartas encima de la mesa para lograr un escenario de paz y reconocimiento de todos los derechos, ésa es la izquierda soberanista de este país en sus diferentes expresiones", ha asegurado.
PLAN DE PAZ Y CONVIVENCIA
Además, ha lamentado que el Plan de Paz y Convivencia del Gobierno vasco hable "todo el tiempo de dos extremos como obstáculos". "En uno de los extremos coloca la actitud de bloqueo del Gobierno de Madrid y en otro coloca la falta de pasos o los pasos que tendría que dar la izquierta abertzale, Sortu. Y es una premisa falsa", ha apuntado.
A su juicio, en 2014 sólo hay "un extremo, que es el Gobierno de Madrid". En esta línea, ha apuntado que "el otro extremo no existe" y ha recordado que ETA "hace un mes escaso anunciaba que sus estructuras militares están deshechas por decisión propia y unilateral".
"Tenemos una organización que anuncia que va a dar todos los pasos necesarios para ir desarmándose, y precisamente, es el Estado español el que le está impidiendo que ese proceso de desarme efectivo vaya más rápido porque está vigilando y está constantemente encima para impedir que eso se dé", ha añadido, para afirmar que es algo "kafkiano".
Maribi Ugarteburu ha apuntado que existe "una izquierda abertzale política, Sortu, integrada en un proyecto mucho más amplio, que es EH Bildu, que está haciendo una apuesta clarísima y rotunda por la paz, los derechos humanos y la resolución en clave de dialogo, de reconocimiento y de verdad".
PONENCIA DE PAZ
A su juicio, "más que en los programas concretos, "el fallo" del Plan de Paz y Convivencia radica en su "visión del punto de partida". "Aun así, Jonan Fernández y el lehendakari Urkullu saben que EH Bildu va a estar ahí, seguirá estando ahí en la Ponencia de paz que no termina de arrancar jamás y seguiremos estando ahí codo con codo, siempre y cuando se trabaje sin falsedades", ha apuntado.
Sobre la reclamación del PNV y del lehendakari para que EH Bildu suscriba el 'suelo ético', ha afirmado que "hablar de supuestos suelos éticos cuando se está dando un capote de protección a la conculcación actual de derechos humanos, es hipocresía en estado puro".
Tras señalar que la coalición soberanista va a seguir "sentada en la mesa" de la ponencia de paz para hablar, ha considerado "gracioso que se siga haciendo exigencias a aquellos que ya estamos en posición constructiva y de diálogo".
"Habrá que hacer exigencias a quienes constantemente están tirando de la cuerda hacia atrás y el contador hacia atrás como si aquí, durante los últimos tres años desde la declaración de Aiete hasta ahora no hubiera cambiado nada", ha apuntado.
A su juicio, "ya se está perdiendo demasiado tiempo", y ha precisado que, "si se quiere", este otoño se podría avanzar en la consolidación de la paz. "Hace ya seis meses que se presentó ya el Plan de Paz y entendemos que es una labor compleja porque todos los capítulos en los que hace falta un acuerdo político cojean por la posición de bloqueo del PP principalmente, pero también del PSE-EE", ha indicado.
Además, ha considerado que "el tema más grave, referente a la violencia y la conculcación de derechos", en estos momentos, es el de los presos o sus familias.
"En el Parlamento ha habido una declaración mayoritaria para la puesta en libertad de las personas enfermas que siguen en prisión. Ha habido una declaración también mayoritaria reclamando el fin de la dispersión, pero ¿cuál está siendo la postura y la actuación del Gobierno vasco atendiendo a esa petición parlamentaria? nula, ninguna. Han perdido ya seis meses", ha señalado, para instar a "no perder más" tiempo.
ETA, "DESARMADA"
Ugarteburu ha manifestado que "tenemos a una organización armada desarmada, que lo anuncia, "pero eso lo tienes que ordenar y visualizar de alguna manera, preservando su propia seguridad, como en otros países".
"Y tenemos al Estado español que está impidiendo que eso se materialice y se visualice. Eso no se ha visto en ningún sitio. Vemos que ETA ha hecho una apuesta irreversible por el fin del ciclo armado y que está dispuesta al desarme, y no lo puede materializar. Hace falta otra parte que dé fe de que ese desarme se ha llevado a cabo", ha aseverado.
En esta línea, ha subrayado que están "todos los mediadores dialogantes y pacificadores del mundo alucinados con lo que está ocurriendo" porque ni siquiera ellos pueden verificarlo, ya que "les llaman a declarar". "Es que clama al cielo. Esto no ha pasado en ningún otro sitio", ha reiterado.
La representante de EH Bildu ha afirmado que el Gobierno de Mariano Rajoy "no tiene agenda para el País Vasco". "El Gobierno anhela el escenario anterior en cuanto a los réditos políticos que le sacaba como partido en este territorio y carece de oferta", ha apuntado, para denunciar que el Gobierno vasco no es "proactivo al proceso", sino "inactivo".