Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC recuerda a CDC y la CUP que todo el soberanismo es "imprescindible" para la independencia

Rufián: el independentismo es mejorar la vida de la gente, no un "cambio de banderas"
El candidato de ERC a las elecciones generales, Gabriel Rufián, ha advertido este sábado a la CUP y a CDC de que todos los soberanistas son "imprescindibles" para la consecución de un Estado catalán, y ha buscado relativizar el espiral de críticas cruzadas en la que han entrado CDC y la CUP en los últimos días.
En un acto en el barrio badalonés de San Roc para hablar de vivienda pública y desahucios, ha admitido que la transversalidad del proceso soberanista, que va desde el anticapitalismo al centro derecha, genera "muchas dificultades", pero ha asegurado que sin esta variedad ideológica el Estado catalán no llegará.
"La noticia sería que la CUP y CDC se pusieran de acuerdo al cien por cien en todo. No es ninguna noticia que haya discrepancia. Necesitamos a todo el mundo. Por ERC no quedará", ha destacado, reivindicado que su partido está en la centralidad política que no ideológica del proceso soberanista.
ERC, que ya anticipó una campaña en positivo sin reproches entre soberanistas, remarca una posición conciliadora frente a la escalada de críticas de los últimos días entre CDC y la CUP: este viernes la CUP responsabilizó a CDC de que no hayan Presupuestos, mientras que Artur Mas llamó "caras duras" a los 'cupaires".
Varios vecinos han asistido al acto y han pedido que, a parte de reivindicar la independencia, ERC se involucre en los problemas sociales de los ciudadanos, y Rufián ha asegurado que todo el proyecto independentista se fundamenta en tener un Estado catalán para mejorar la vida de la gente.
Rufián ha reivindicado que ERC quiere un país mejor para todo el mundo, sean o no soberanistas, y ha reivindicado que la independencia no es una mera estrategia para ganar votos: "La gente no come banderas, no queremos cambiar una bandera por otra. Estamos por cambiarlo todo".
Se ha reivindicado de izquierdas y republicano, y ha cargado contra las principales formaciones del Estado: "Hay otros que se llaman populares y no lo son. Hay otros que se llaman socialistas obreros y no lo son. Hay otros que se llaman ciudadanos y no son ciudadanos y hay otros que se llaman Podemos y no pueden".
"¡VIVA ESPAÑA!"
El acto ha sido interrumpido por un par de '¡Viva España!' pronunciado por un vecino, a lo que la diputada de ERC en el Congreso Ana Surra, uruguaya de nacimiento, ha respondido: "¡Viva España y viva Cataluña! No vamos a romper España con la independencia. Ellos son España y nosotros Cataluña".
También Rufián ha abordar la parte sentimental de los independentistas y los no independentistas, asegurando que ERC no quiere separar a nadie ni que nadie tenga que renunciar a su identidad, y ha cargado contra las teorías apocalípticas: "La tierra no se separará. El sol seguirá saliendo" si se materializa la secesión.
En materia de vivienda, ha acusado al Gobierno de no haberse preocupado por el problema de los desahucios ni de la pobreza energética: "Una de las mayores canalladas ha sido permitir que se echara a la gente de sus casas" sin reaccionar inmediatamente, ha lamentado.
ESPAÑA "SIN VIABILIDAD"
Rufián y el candidato al Senado, el juez Santi Vidal, han acudido al bar 'Congreso' del barrio antes del acto, y el segundo ha valorado las encuestas que pronostican que los resultados en Cataluña no se moverán sustancialmente, afirmando que ERC aspira a sacar "uno o dos escaños" más en el Congreso y en el Senado.
Vidal ha pronosticado un gobierno central débil tras los comicios que no durará más de un año, y ha dicho que España no tendrá "un camino de prosperidad y viabilidad" hasta que permita el derecho a decidir de los catalanes.