Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC pide al PSC que la apoye en el Parlamento catalán y no expulse a los críticos

Considera que si los socialistas dicen 'no' el jueves estarán incumpliendo su programa electoral
El portavoz adjunto de ERC en el Parlamento catalán, Oriol Amorós, ha pedido este lunes al PSC que se sume al frente soberanista de partidos que pedirán este jueves en la Cámara catalana que el Estado transfiera a la Generalitat la competencia para celebrar la consulta, y también le ha instado a no expulsar los críticos de la formación socialista que eventualmente se desmarquen de la disciplina de voto del grupo parlamentario.
En rueda de prensa, ha argumentado que decir 'no' a pedir la transferencia de la competencia sería "contrario al programa electoral" del PSC, ya que los socialistas concurrieron a las últimas autonómicas pidiendo una consulta de autodeterminación legal y pactada con el Estado.
Amorós ha defendido que si los socialistas catalanes quieren una consulta pactada no hay mejor demostración de ello que pedir la transferencia al Estado a través de una petición que primero se aprobará este jueves en el Parlamento catalán y luego se debatirá en el Congreso.
La dirección de Pere Navarro (PSC) ya ha dicho que no se sumará al frente soberanista, y para ERC "no hay nadie que lo entienda", ya que supone alinearse con los partidos del 'no' a la consulta, PP y C's, y, por lo tanto, alejarse de la mayoría democrática catalana, ha alegado.
Los republicanos han advertido a Navarro de que tampoco se entendería que expulsara del grupo parlamentario a diputados socialistas que, eventualmente, no siguieran la disciplina de voto del partido: "Alguien que expulsa la diversidad es alguien que no entiende la sociedad del siglo XXI".
Además, ERC ha considerado que los críticos que rechazan votar 'no' a pedir la transferencia al Estado sí son leales al programa electoral, y ha pedido a la dirección socialista que atienda "a los argumentos de la razón y no a los argumentos de la fuerza".
Amorós ha recordado que, en el primer debate de la actual legislatura, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, dijo que se abstendría en todos los debates sobre el 'derecho a decidir', por lo que le ha advertido de que nadie entendería que ahora no respetara este postulado y dijera 'no' en la votación del jueves.
MANO TENDIDA
ERC asegura que el PSC aún está tiempo de sumarse a los partidos catalanes partidarios de la consulta, pero le ha avisado de que el proceso soberanista no esperará una respuesta afirmativa del socialismo: "Siempre habrá una mano tendida para el PSC, pero nunca pararemos el proceso para que los ciudadanos decidan".
Asimismo, Amorós ha considerado una tomadura de pelo la iniciativa de PSC y PSOE de llevar la reforma federal al Congreso a través de un órgano parlamentario que aborde el modelo territorial, y ha recordado que el último órgano de estas características que se creó en la Cámara Baja fue para pasar el "cepillo" al Estatut.
CANDIDATURA UNITARIA
ERC se ha felicitado por la campaña que está llevando a cabo la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que pide la independencia a través del Derecho de Petición, y ha sentenciado que la recogida de firmas de este fin de semana ha sido un éxito y demuestra que "hay un pueblo movilizado" a favor de la independencia.
Amorós ha insistido en que una candidatura unitaria catalana a las europeas sólo tendría sentido si se presentan juntos todos los partidos que avalan la fecha y la pregunta de la consulta --CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP--, mientras que "no es lo mismo" una coalición de dos partidos, en alusión a un pacto CiU-ERC.
Así, los republicanos insisten en que si no es posible esta candidatura unitaria, lo más lógico sería que las cuatro formaciones concurrieran por separado compartiendo los puntos del programa electoral relativos a la consulta, lo que sería "una aval al proceso --soberanista-- comprensible a nivel internacional".