Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC, abierta a hablar "con todo el mundo" sobre la Presidencia del Congreso y la investidura

El diputado electo de ERC en el Congreso Gabriel Rufián ha explicado este martes que su formación está abierta a hablar con el PSOE sobre la composición de la Mesa del Congreso y sobre la investidura, si bien ha puesto el énfasis en que, a su juicio, no hay muchas diferencias entre los socialistas y los 'populares'.
A su llegada a la Cámara Baja se ha preguntado a Rufián si ve con buenos ojos que el candidato propuesto por el PSOE, Patxi López, se convierta en el próximo presidente del Congreso.
"Eso forma parte de una negociación y de conversaciones que llevan a cabo las formaciones políticas mayoritarias", ha contestado, incidiendo en que su formación tiene "poco que decir" porque no cree "que cambie mucho" que el presidente sea del PP o del PSOE, ya que ambos "son muy similares".
No obstante, ha reconocido que ERC tiene que "sentarse y hablar con todo el mundo", igual que cuando se le ha preguntado sobre eventuales negociaciones para investir presidente de Gobierno, al líder del PSOE, Pedro Sánchez.
Rufián considera un "oxímoron" meter "en la misma frase gobierno, PSOE y progresista" porque el PSOE "hace mucho tiempo que dejó de ser progresista o por lo menos socialista y obrero".
SU PLAN: LA INDEPENDENCIA
"No lo decimos nosotros sino ellos con sus actos, con sus reformas laborales reaccionarias y con los recortes que han provocado tantísimo dolor, la reforma del 135 de la Constitución así lo atestigua", ha dicho, remarcando que los socialistas son "gente que se lleva aparentemente muy mal con el PP en platós de televisión y luego en los despachos se acaba llevando muy bien".
Dicho esto, Rufián ha admitido que ERC tiene que sentarse y "hablar con todo el mundo", pero siempre y "sobre todo" teniendo muy claro que sus nueve diputados están en Madrid para "defender el proceso de desconexión y de autodeterminación en pos de la conformación de una república catalana".
Por último, ha insistido en que aspiran a contar con su propio grupo parlamentario pese a no llegar al 15% de los votos en la circunscripción de Barcelona. "Creemos que tenemos derecho a tenerlo y es eso lo que vamos a intentar", ha dicho.